Las posiciones más salvajes del  kamasutra

0 714

Es apasionante conocer a todas luces el manual perfecto, para que podamos conocer las posiciones más salvajes del Kamasutra, son conocimientos íntimos que nos ayudan a una vida sexual sana y plena. Escrito por un sabio hindú, ha sido aceptado en occidente, sobre todo por su apertura hacia la sexualidad. Aunque aborda temas del amor y las relaciones del hombre. Basado en el estudio de las relaciones entre los seres humanos y cómo alcanzar la plenitud. Este libro, retrata la sociedad hindú en su época y presenta los comportamientos aceptables desde lo amoroso y lo sexual.

Su obra se compone de treinta y seis capítulos, que nos hablan de siete temáticas. Todas referidas de alguna manera a la sexualidad y al mundo hindú de su época. Incluso, ubicándonos en lugares determinados y referidas a las clases o castas sociales representativas de ese mismo tiempo. Sin embargo, su utilidad para la sociedad actual occidental radica en la presentación de las posiciones, maniobras y vivencias del sexo.

El Kamasutra  refleja  una visión que deja entrever el  mundo del antiguo hinduismo con sus patrones sociales. Asimismo, el estatus del hombre y de la mujer dentro del sistema social y cultural para ese momento. Al mismo tiempo, que hace alusión al pensamiento moral, social y espiritual de la época y la relevancia que esa cultura dirigía hacia el sexo.

Hay un capítulo que se dedica a explicar 64 diferentes artes de hacer en varias de sus formas el amor. Allí, muestran diferentes posiciones. Dejando bien explícito que el sexo es un arte de expresar pasión y deseo, jugando, conociendo y compenetrándose con la pareja, encontrando los diversos puntos de placer. Sin duda, un clásico que reúne reflexiones que sorprenderán por su agudeza y su asombrosa actualidad

Sexo para la vida del hombre según el kamasutra

  • El kamasutra, trata del amor y de las percepciones que el hombre genera desde sus relaciones. De manera que resulte agradable a los sentidos, al oído, al tacto, gusto, vista y olfato. Todos ellos, controlados por la mente en unidad con el alma. El amor produce las sensaciones adecuadas de la alegría de la conciencia. Y el contacto corporal, que al  efectuarse espontáneamente hasta en los animales de manera instintiva e innata requiere de un método.
  • Propone que esa unión erótica para lograr el mayor placer requiere de unos términos sociales, individuales y hasta filosóficos. A fin de lograr el máximo placer con las relaciones sexuales. De allí, las posiciones más salvajes del kamasutra.
  • Plantea la unión sexual desde el punto de vista del mayor placer. Las posiciones practicadas ofrecen el mayor disfrute, utilizando  la forma de la cópula animal como ejemplarizantes. Así, una variedad de posiciones que siendo instintivas pueden ser asumidas por los humanos a conciencia. Por ello, se basa en que la unión de los animales se parece a una pelea. Y el mantenimiento de la disputa  o el enfado es una manera de excitación.
  • Utiliza los gestos para el deleite y la satisfacción sexual. La utilización de golpecitos, gemidos, emisión e imitación de los sonidos de los animales como parte de ese juego erótico. Y así, da nombre a las posiciones, la embestida del toro, el jabalí, el perrito, la libélula, el escorpión, etc. Otros nombres tienen que ver con las posiciones que asume el hombre o la mujer en el momento de la unión sexual. Por ejemplo, la presión, las tijeras, la copa, la postura invertida, la muela, entre otras. Entonces, por estos motivos, el kamasutra es la referencia cuando queremos salir de la rutina bajo las sábanas.

 

Las posiciones más salvajes

Las posiciones más salvajes del kamasutra según el género

  • El kamasutra hace una división en las diferentes posiciones en donde realza la acción sexual del uno con el otro. Dejando bien explícito, en qué momento, toman la iniciativa el hombre o la mujer para llevar a cabo la relación sexual. Son varias las posiciones en que la mujer marca el ritmo para otorgar el máximo placer y excitación a ambos.
  • Otra opción son las posiciones en las que el hombre toma el control. Sea estando arriba o de lado, el hombre controla la profundidad y velocidad de la penetración. Estas posiciones al hombre manejar la forma de dar placer. Pueden ser un poco más tradicionales, pero también salvajes.
  • Las posiciones de penetración desde atrás. Las posiciones que permiten la penetración vaginal por atrás son altamente salvajes ya que sentimos mayor fricción. Son favoritas entre mujeres y hombres para los que otorgan una especie de control y dominación.

Aunque todas las recomendaciones del kamasutra han sido elaboradas tras un cuidadoso estudio de la sexualidad pueden llegar a ser monótonas. Por eso, las posiciones más salvajes introducen un salto de creatividad e imaginación a nuestra vida sexual. Traemos el top de 15 posturas salvajes para salir de la rutina.

1. La Profundidad hombre

Esta es una posición de penetración total, de ahí su nombre. La mujer se tiende sobre la cama apoyada completamente. Con las piernas elevadas y abiertas, el compañero introduce el pene en la vagina. La mujer puede reposar las piernas en los hombros de él. Es recomendable que el hombre apoye sus manos para regular el movimiento. Esta es una de las posiciones más salvajes porque los testículos se ubican suavemente entre los glúteos.  Además,  el clítoris es presionado por la apertura de las piernas. La fuerza de la penetración es controlado completamente por el hombre

Esta posición tiene la ventaja de generar el contacto visual entre la pareja. Sin que exista contacto directo de todo el torso de ambos. Otro beneficio es que el hombre puede controlar la profundidad y hacer sentir todo su pene dentro de la mujer. Por eso, es ideal para los hombres que cuestionan el tamaño de su pene. Pero, hay que tener cuidado al practicarla, porque al generar profundidad y fuerza, puede llegar a producir dolor en la mujer.

2. La abeja 

Esta es considerada una de las posiciones más salvajes del kamasutra. Cumple con ser una postura dominada por la mujer y ser desde atrás. Para realizarla el hombre debe estar sentado en la cama con las piernas estiradas. Preferiblemente recostado o recargado en la pared. La mujer se sienta encima atrapando al hombre entre sus piernas. Puede apoyar los talones en los glúteos del hombre, para lograr más impulso hacia delante. Esta postura no presenta mayores desventajas, mientras que su capacidad de placer se demuestra en que:

  • Puede alcanzarse una total penetración.
  • La mujer puede implementar distintos movimientos generadores de placer. Vaivén, hacia arriba y hacia abajo, rotaciones sobre el pene.
  • El hombre puede tocar y jugar con los senos y el clítoris de la mujer durante la penetración
  • La mujer puede jugar con los testículos y el periné del hombre durante la penetración.
  • El pene llega con facilidad al punto G vaginal de la mujer, ocasionando excelentes orgasmos.

3. La libélula

Esta es una posición muy excitante. Durante la penetración el pene entra y sale rozando  el clítoris produciendo efectos muy placenteros hasta alcanzar el orgasmo. Aunque es una posición de dominio de la mujer, el hombre tiene que participar de manera activa. Para realizarla, ambos nos acostamos de lado, la mujer de espaldas al hombre. Después, la mujer pasa la pierna que ha quedado arriba, por encima de la cadera del hombre. Este, inicia la penetración impulsándose con la pierna de ella. Luego, la mujer puede dejar atrapado al hombre controlando así los movimientos. Algunas variantes de esta posición son:

  • La mujer se mueve de arriba hacia abajo, marcando el ritmo pero no la profundidad de la penetración. De esta forma, el hombre sólo debe mantener el equilibrio y entregarse al placer.
  • El hombre marca la penetración, inclinando hacia adelante un poco el torso de la mujer.

Es muy importante el entrelazo que se realiza entre las piernas. Pues es los que da el nombre a esta postura salvaje. No importa si durante la penetración la mujer va bajando la pierna desde la cadera hacia los muslos del hombre. Pero, el cruce que hay entre las piernas, de los dos cuerpos de espalda, es la que permite el control. Por eso, la sensación de placer cambia, al modificarse el esquema de las piernas en esta posición.

4. La Cabalgata de Espaldas

Una de las posiciones más salvajes del kamasutra, por la profundidad y la excitación que causa. El hombre  acostado  confía el placer a su compañera. En este juego de sumisión masculina estimulante para ambos la penetración profunda caracteriza la posición. La mujer se ubica  de espalda al compañero controlando los movimientos. Sentada sobre el pene, lo ideal es que imite los movimientos de cabalgar. Puede confundirse con la posición del sometido. Se diferencia porque que en esta postura el hombre levanta ligeramente su pelvis durante los movimientos. En esta posición el hombre es quien controla, mientras que con el sometido, la mujer es quien ejecuta. Una ventaja es que ambas pueden combinarse y hacer movimientos rítmicos entre los dos. De esta manera potencian el placer. Por otra parte, con esta salvaje posición, el hombre accede a los senos y el clítoris de la mujer.

5. La Fusión

En la fusión la mujer se sienta de frente sobre el hombre pasando las piernas a su alrededor. El hombre debe estar sentado y puede flexionar las piernas ligeramente o mantenerlas estiradas. Así, el hombre impulsa los movimientos, sujetando a la mujer por el muslo. Es una de las posiciones más salvajes porque la penetración es profunda. Es importante que al inicio ambos estén ligeramente inclinados hacia atrás. De esta forma, la fricción va estimulando  el clítoris por el impacto de los cuerpos. Una vez que se alcanza gran excitación con esta posición, se tiende a acelerar los movimientos. Puede ser saltando ligeramente sobre el pene del compañero con movimientos de arriba abajo. O bien, se puede optar por una frotación vertical sin hacer salir o entrar el pene de la vagina.

Eventualmente, esta posición se finaliza reuniendo los torsos que en un principio están inclinados hacia atrás. El hombre toca los senos o el clítoris de la mujer. Y la mujer puede abrazar al hombre, atrapándolo entre brazos y piernas.

 

 

Las posiciones más salvajes

6. La Carretilla

Es una de las posiciones más salvajes del Kamasutra. Y aunque requiere de fuerza por parte del hombre, ofrece mucho placer y sensuales sensaciones. El hombre se coloca de pie y la mujer se coloca sobre la cama acostada de espalda. Así, la mujer es elevada por las piernas por el hombre, mientras desde atrás la penetra, sosteniéndola con fuerza. El estímulo y el placer se concentran en los genitales de ambos. En la carretilla, es el hombre que dicta el ritmo atrayendo el cuerpo de ella sobre el suyo. La variedad de sentimientos y sensaciones que esta posición sexual posibilita es asombrosa. Con movimientos  circulares, ascendentes y descendentes y las piernas cerradas o abiertas jugando con ellas.

Es recomendable que cuando se practica por primera vez, la mujer se encuentre sobre la cama. Pero, si se tiene una buena condición física puede sostenerse con las manos en el piso. De esta forma se consigue una postura donde ambos se encuentran en posición casi vertical.

 

¿Te ha gustado?
10 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.