Posturas de yoga para adelgazar

0 808

La práctica del yoga, ya sea para ejercitarse o como estilo de vida, trae beneficios que están avalados científicamente. Es tan importante el saber realizar correctamente cada una de las propuestas que trae esta actividad que la vida de cualquier ser humano puede llegar a cambiar notoriamente en poco tiempo.

Entre los beneficios más conocidos del yoga está la de aportar una estabilidad al cuerpo y sobre todo a la mente del ser humano. Sumándose también la variedad de ejercicios que se pueden realizar, adaptados a diferentes condiciones y edades. Lo que hace que el yoga esté abierto a todo tipo de persona, sin ninguna excusa para no practicarlo.

Al ser una actividad física también sirve de complemento para aquellas personas que quieran bajar de peso.  Adelgazar es una meta que todos hemos tenido alguna vez, pero para ciertos tipo de persona las grandes máquinas de los gimnasio no son del todo agradables. En otros casos es el espacio y el tiempo lo que no les permite tener una rutina tan amplia.

Posturas de yoga para adelgazar

Es por esta razón que el yoga está diseñado para que el espacio que poseas en tu hogar o el tiempo que tengas dentro del quehacer cotidiano, no sean una excusa que te impida perder peso. Además es una de las formas más prácticas ya que no todos estamos acostumbrados a las rutinas pesadas, por lo que será un excelente comienzo.

Se pueden comenzar con algunas posiciones fáciles e ir aumentando su dificultad con el tiempo. Poco a poco tu cuerpo ira respondiendo a lo que le pides, tanto por la mejora de tus habilidades como con la pérdida de peso que irás notando  de una forma muy agradable. Sumado a todo lo mencionado puedes agregar que tu mente también encontrara estabilidad entre el estrés cotidiano, por lo que repercutirá en los logros físicos que desees alcanzar.

Iniciando el proceso de adelgazar

No será el mismo comienzo para una persona que esté acostumbrada a la actividad física que para otra cuya pasión no es el ejercitarse debidamente. Por ello para los principiantes en el yoga y sobre todo para los que quieren adelgazar hay ciertas posiciones que pueden ayudar a que el proceso sea un poco más fácil.

Creciente

Esta es una de las más básicas y te ayudará adelgazar tanto el abdomen como la también la cadera. Para realizarla es sumamente sencillo, tan solo tienes que levantar los brazos mientras que vas doblando tu cuerpo en dirección hacia adelante.

A medida que haces esto tu respiración debe ser constante y una de tus piernas irá hacia atrás como en forma de espada hasta extenderla por completo. Igualmente irás flexionando la otra pierna mientras haces nuevamente el levantamiento de los brazos. Puede que suene un poco engorrosa pero a medida que la hagas te darás cuenta de que es muy fácil y además te servirá para adelgazar de manera integral.

Postura del pez

Otra posición que también es bastante sencilla y trae múltiples beneficios, tanto externa como internamente, es la del pez. En esta simplemente te acostarás en el suelo dando el frente hacia el cielo, luego llevarás tus manos a ubicarse debajo de tus glúteos por el sobre el dorso.

Completarás todo el proceso levantando la parte de arriba de los brazos junto con los hombros, sin sacar las manos de donde se ubicaron en un principio, incluye también el pecho en la subida. Finalmente lleva tu cabeza poco a poco hacia atrás, sin intención de lastimarte, estirando el cuello hasta lograr apoyarla en el suelo y mientras respiras a profundidad junta tus piernas para finalizar esta posición.

Para la barriga

La zona más problemática si de perder peso se trata. La mayoría sueña con que esta parte adquiera una forma plana y tenga firmeza que se note con facilidad, pero esta tarea no es tan sencilla. El yoga es una de las formas para adelgazar que no traerá pesadillas al recordar la cantidad de esfuerzos que tuviste que realizar para ver resultados.

La barriga en particular tiene muchas formas para reducirla. De hecho la mayoría de las posiciones ayudan a cumplir este cometido ya que gran parte de la energía se concentra en esta zona, por lo que no es difícil que reduzca su tamaño, así no la estés trabajando específicamente.

Liberar o alivio del viento

Una forma fácil de comenzar a reducir medidas en la barriga es mediante la postura para liberar el viento o también llamada alivio del viento. Puedes conseguirla con ambos nombres, cuya finalidad y estructura no tendrá variación.

Para realizarla tan solo tienes que acotarse apoyándote sobre tu espalda, procura que sea en una colchoneta delgada para que esta parte no salga lastimada.  Luego vamos a levantar una de las piernas hasta alcanzar un buen ángulo para luego ir doblando tu rodilla en búsqueda de tu estómago, presionando suavemente y manteniendo tu respiración relajada.

Al esperar unos segundos la liberamos poco a poco y la dejamos que vuelva a su posición original sobre el suelo. La idea es repetir el mismo procedimiento con la otra pierna y cuanto te sientas más preparado con ambas al mismo tiempo. Es realmente fácil, te traerá beneficios en la reducción de tu barriga y conjuntamente en la mejora de la postura de tu espalda.

El Bote o barco

Esta postura está especialmente diseñada para contrarrestar la grasa que pueda acumularse en la zona abdominal, la barriga o la cintura, como quieras llamarla. Además está preparada también para beneficiar al estómago como órgano interno y por si fuera poco fortalece la espalda junto con las piernas. Es realmente un ejercicio bastante completo y sumamente sencillo de hacer, aunque requiere un esfuerzo extra sumándole la resistencia.

En el barco o bote también estarás acostado  juntando tus piernas extendiendo tu cuerpo por completo y mirando hacia arriba. Ahora viene la parte en que tienes que resistir ya que poco a poco irás levantando las piernas pero sin flexionarlas en el proceso llevándolas tan altos como puedas.

La idea es que tu cuerpo se mantenga lo más recto posible, la única parte que debe estar flexionada es tu cadera, del resto todo se mantendrá en su posición original incluyendo los brazos y dedos. Mantendrás esta posición en un ángulo aproximado de 45 grados y durante unos 15 segundos, luego te relajas y repites unas tres veces más.

Media Luna

El yoga también depende de la cantidad de repeticiones, como cualquier otra actividad física. Es por ello que existen posturas como la de media luna que depende de las veces que las realices para verificar los resultados. Además esta posición también te traerá fortalecimiento muscular en la parte lateral de tu abdomen.

Para realizarla lo primero es tomar aire estando de pie y elevando mientras vas elevando los brazos, es importante que los estires muy bien por sobre tu cabeza. Luego vas a retener y poco a poco vas a ir inclinando tu cuerpo hacia cualquier lado, haciendo un arco o una media luna lo más que puedas.

Luego de que hayas llegado a tu límite en el arco vas a ir haciendo unos pequeños rebotes y a medida que los haces vas soltar un poco del aire que llevabas reteniendo pero sin desesperarte. Finalmente para terminar repite la actividad pero hacia el lado contrario al que empezaste. Tu barriga sentirá el esfuerzo del ejercicio en unos pocos minutos.

En cuanto a las piernas

Otra de las zonas problemática por excelencia son las piernas. Por ello el yoga tiene posiciones específicas que te ayudarán a trabajar esta parte del cuerpo, tanto para adelgazarlas como para que adquieran firmeza y eliminen los rastro de celulitis u otras consecuencias negativas a su alrededor.

El guerrero, la más importante

Una posición muy sencilla y que posee variantes que te permiten obtener movimiento y trabajar diferentes partes de la misma pierna. El guerrero son varias posiciones que han sido descritas como una sola pero que se mantienen estructuralmente parecidas, es por ello que las han juntados con un solo nombre.

Para realizarla te colocarás de pie con el cuerpo lo más recto posible alzando los brazos estirando el cuerpo. Luego nos vamos a inclinarnos hacia adelante sin arquear la espalda y flexionando las rodillas respirando profundamente en cada movimiento.

La variante de este movimiento implica el estiramiento de los brazos hacia los lados, manteniendo la firmeza y el peso en tus piernas y haciendo pequeñas rotaciones con la cadera hacia los lados. Igualmente puedes buscar la rectitud en tu pierna delantera y utilizarla como apoyo para levantar la atrás mientras te inclinas hacia adelante sin flexionar ninguna parte del cuerpo.

Para finalizar puedes recuperar la posición inicial, debes creernos que con varias repeticiones sentirás la diferencia en el trabajo tanto en las piernas como en otras partes de tu cuerpo. Lo importante es que mantengas la respiración lo menos agitada posible y que no te sobre esfuerces para no lesionarte.

Los brazos también cuentan

Finalmente es fundamental que aprendamos a elegir las posiciones perfectas para lograr el adelgazamiento de nuestros brazos. Por este lado puede llegar a ser bastante complicado ya que raramente hacemos fuerza con ellos en el yoga, comúnmente esta se concentra en la zona abdominal, como te lo hemos dicho anteriormente. Pero hay varias posturas que te ayudarán a trabajarlas de una forma fácil y adecuada.

El triangulo

Para los brazos la postura que te podemos recomendar es la del triángulo. Para hacerla solo debes arrodillarte quedando en la posición de cuatro punto afincados en el piso, la idea es que tus manos estén por debajo de tus hombros. Luego vamos a meter nuestros pies por debajo del cuerpo, mientras respiramos profundamente y poco a poco iremos levantando nuestra cadera.

Posturas de yoga para adelgazar

Las costillas van a ir empujando poco a poco tus manos, siendo estas las encargadas de tu balance y control de postura. La idea es que tanto tus manos como tus pies se encuentren completamente pegados al suelo mientras vas haciendo tus respiraciones correspondientes.

Recuerda que debes completar todo

El yoga es una serie de ejercicios que deben ser complementados con un estilo de vida sano y una alimentación equilibrada. La idea es que cuando realices cada una de estas posturas le permitas a tu cuerpo relajarse, no tensarse. Además de que te garantizamos que será una forma de aliviarte de tu estrés cotidiano y deshacerte de los problemas por algunos minutos mientras realizas esta actividad.

No te rindas ni te limites por con conseguirlo como quieres en el primer momento, la idea es ir aprendiendo y aprovechar todos los beneficios de la forma más estable posible. Tus emociones también se verán afectadas y notarás como a tu autoestima irá creciendo, gracias precisamente a que has conseguido ir adelgazando realizando estos ejercicios prolongadamente.

Te animamos a descubrir más sobre el yoga y a que te enganches a él, porque es muy saludable.

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.