Respuestas Específicas a preguntas sobre la Salud. Encuentra la respuesta a tu pregunta sobre la temática Salud de la mano de Expertos

Alimentos ricos en vitamina C

0 63

Los alimentos ricos en vitamina C, son aquellos que dentro de su composición química poseen cantidades de éste nutriente esencial. La vitamina C, se conoce con el nombre de ácido ascórbico o ascorbato y es muy importante para el organismo. De tal forma, que es una sustancia biológica con propiedades importantes, actúa sobre las células, los tejidos y los órganos. Tanto así, que múltiples estudios científicos han demostrado sus beneficios, como la disminución de síntomas de enfermedades, entre ellas virales; Además, realiza funciones metabólicas que tienen efectos positivos sobre el cáncer, contribuyen a la longevidad.

En fin, la vitamina C al parecer, interviene de todas las formas, en todos los mecanismos y funciones del cuerpo. Influye en el crecimiento y en la reparación de los tejidos, por lo que ayuda al mantenimiento de la salud. También, contribuye a la curación de las enfermedades y a combatir los efectos de la contaminación, fortaleciendo el sistema inmunitario. Se puede encontrar de forma natural en frutas y alimentos, ya que, el organismo humano no la produce, haciéndose necesario, garantizarla en la dieta e ingerirla en los alimentos. Es hidrosoluble, es decir, que se puede disolver en agua, se elimina por orina, sin acumular niveles tóxicos, por lo que no hay riesgos de sobredosis.

Alimentos ricos en vitamina C. Un nutriente esencial 

Alimentos ricos en vitamina C

Funciones de la vitamina C y su importancia para el cuerpo humano

La vitamina C, debido a su intervención en procesos biológicos y metabólicos del organismo es uno de los principales antioxidantes. Tiene la capacidad de impedir en el organismo, la formación de óxidos o radicales libres que son especies químicas inestables que perjudican el funcionamiento normal de las células. Entonces, los oxidantes son los malos y los antioxidantes son los buenos para el organismo porque lo equilibran, proporcionándole salud.

Influye en la producción de colágeno, elemento fundamental componente del tejido conectivo que sirve sostén a las estructuras del organismo. El colágeno es una proteína indispensable para que se forme y se mantenga la salud de la piel, del cartílago; También, de los ligamentos y la córnea, además de que favorece la rápida curación de traumatismos y cicatrización de heridas. Adicionalmente, contribuye a estimular la función del sistema inmunológico.

Usos y aplicaciones clínicas del aporte de los alimentos ricos en vitamina C

La importancia del consumo de alimentos ricos en vitamina C, está directamente relacionada con su función antioxidante y estimulante de la síntesis de colágeno, por lo que sirve en el tratamiento de:

Escorbuto

Es una enfermedad producida por la deficiencia de vitamina C, algunas de sus manifestaciones clínicas son la fragilidad capilar, moretones. También, lesiones ulcerativas, inflamación de mucosas, curación lenta de heridas, infecciones muy frecuentes, histeria, depresión, hemorragias generalizadas y en encías.

Encías sangrantes o gingivorragias

La vitamina C, en general, contribuye a mantener la integridad de todas las membranas mucosas.

Anemias

Esta vitamina incrementa la absorción del hierro, por lo que es prescrito y en algunos suplementos comerciales con hierro se encuentra asociado.

Síndromes virales, alergias, asma y otros padecimientos respiratorios

Excelente aliada contra los virus, porque influye en la producción de interferón y actividad de distintos tipos de glóbulos blancos. De ésta manera, la vitamina C ayuda a la activación de anticuerpos que protegen de infecciones por virus y bacterias. Tomada por vía oral, disminuye síntomas de gripes, catarros, resfriados comunes, asma entre otras infecciones virales como mononucleosis, citomegalovirus, hepatitis. También, se administran dosis mayores vía endovenosa en trastornos autoinmunes, intoxicaciones, enfermedades ambientales, síndromes alérgicos múltiples y de fatiga crónica. Esta vía de administración se utiliza fundamentalmente por dos razones, ante necesidad de altas dosis y efectos adversos de diarrea.

Enfermedades cardiovasculares

Protege las paredes internas de los vasos sanguíneos o endotelios, favorece la circulación sanguínea y ayuda a reducir el colesterol.

Enfermedad de vesícula biliar y cálculos biliares

La suplementación de vitamina C ayuda a prevenir éstas enfermedades.

Hipertensión arterial

Esta enfermedad crónica, también puede ocasionar depleción de la vitamina C.

Diabetes

Normalmente, la vitamina C, para transportarse se adhiere a la insulina que al estar deficiente, hace que disminuya dicha vitamina. Por lo que, los diabéticos, generalmente, cursan con niveles sanguíneos bajos de vitamina C, contribuyendo a que avance la enfermedad.

La Formación de hormonas y neurotransmisores

Las glándulas suprarrenales necesitan de vitamina C para su producción hormonal, cuya función principal es regular las respuestas al estrés. También, es necesaria para la formación de hormonas en la hipófisis, la tiroides y los ovarios.

La vitamina C es esencial en la formación de neurotransmisores, sustancias químicas que intervienen en la transmisión de impulsos eléctricos. Por ejemplo, la serotonina, la dopamina o la noradrenalina son los neurotransmisores responsables del funcionamiento adecuado del sistema nervioso central. Su desequilibrio, puede dar origen a la aparición de enfermedades psiquiátricas o del sistema nervioso.

El proceso de envejecimiento

Contribuye a proporcionar longevidad, porque ayuda a disminuir la formación de las arrugas y la flacidez en la piel.

Cataratas y opacidad del cristalino

La vitamina C, ayuda a reducir las cataratas durante su uso en periodos de tiempo prolongados.

Los efectos de la contaminación atmosférica y de las aguas

Estos, generan radicales libres que son combatidos por la vitamina C que los neutraliza, por ejemplo, las poluciones industriales.

Cáncer

Hay estudios, que demuestran que previene  y ayuda a curar el cáncer, inhibiendo la división y crecimiento de células malignas. Posiblemente, su acción se debe fundamentalmente a que es un potente antioxidante.

Terapia con estrógenos y otros medicamentos

Las mujeres que reciben tratamientos hormonales o anovulatorios, que aumentan los estrógenos, pueden presentar niveles bajos de vitamina C. Por otro lado, existen otros medicamentos que también pueden elevar las necesidades requeridas de la vitamina como antibióticos, ácido acetilsalicílico o corticoides.

Fumar

Hoy es sabido, que se disminuyen sus niveles, en los fumadores y en los no fumadores que inhalan su humo. Lo que reduce la capacidad antioxidante del sistema inmunológico del fumador, haciéndolo más vulnerable al cáncer, a enfermedades cardiovasculares, etc.

¿Quiénes deben ser suplementados con vitamina C?

Los alimentos ricos en vitamina C y sus suplementos, pueden ser consumidos por todos, ya que es una sustancia vital. Por tanto, todos necesitamos mantenerla dentro de niveles adecuados en el organismo y es necesario administrarla en las siguientes condiciones:

  • Adultos y niños desnutridos.
  • Malnutrición.
  • Personas con los diferentes tipos de anemias carenciales.
  • Niños que toman leche, comen alimentos procesados, comida chatarra, pero no ingieren en sus dietas, frutas ni verduras.
  • Cualquier proceso infeccioso.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Enfermos de cualquier tipo de cáncer.
  • Diabéticos.
  • Artritis reumatoide.
  • Quemados en cualquiera de sus grados de afectación.
  • Adictos a las drogas.
  • Fumadores.
  • Alérgicos.
  • Mujeres que toman anovulatorios.
  • Personas con hábitos dietéticos poco o nada saludables.
  • Intoxicados por diferentes factores, ambientales, por metales pesados, entre otros.

¿Cuáles son los alimentos ricos en vitamina C?

Alimentos ricos en vitamina C

Sus mejores fuentes en la dieta 

  • Acelga suiza.
  • Acelgas.
  • Aguacates.
  • Albaricoques.
  • Bayas.
  • Berro.
  • Brócoli.
  • Caqui.
  • Cebolla.
  • Col rizada.
  • Coles de Bruselas.
  • Escaramujo.
  • Espárragos.
  • Espinacas.
  • Fresas.
  • Guayaba.
  • Hojas de mostaza.
  • Guisantes frescos.
  • Hojas de remolacha.
  • Kiwi.
  • Limón.
  • Mango.
  • Melón cantalupo.
  • Nabos y sus hojas.
  • Naranja.
  • Papaya.
  • Parchita o maracuyá.
  • Pasas.
  • Pimientos verdes, rojos y amarillos.
  • Piña.
  • Pomelo.
  • Rábanos picantes.
  • Tomate.

Suplementos de vitamina C

Tabletas, capsulas, polvos y líquidos de vitamina C, en forma de ácido ascórbico, ascorbato de calcio, ascorbato de sodio y complejo C.

Forma atenuada de vitamina C, donde se encuentra disminuido su sabor ácido, pero contiene menos vitamina C y más minerales.

Asociación de vitamina C con bioflavonoides, que aumentan la efectividad de la vitamina.

Vitamina C Ester-C(R) que hasta ahora proporciona los mismos beneficios que los preparados tradicionales de ácido ascórbico.

Vitamina C añadida en complementos multivitamínicos, se encuentra en pequeñas cantidades, asociada a otras vitaminas, minerales, aminoácidos y otros nutrientes.

Lo que se ha de saber

Recomendaciones para una mejor absorción de vitamina C

  • Es necesario conservar bien los alimentos ricos en vitamina C, ya que ésta es muy lábil, puede destruirse muy fácilmente. De tal modo, que algunas claves para aprovechar al máximo su gran valor nutritivo:
  • Conservar las frutas y verduras en la nevera, sin congelar, tanto el calor como la luz, disminuyen el contenido de vitamina C en los alimentos frescos.
  • Evitar guardar los alimentos desmenuzados o cortados, porque así quedan expuestos al aire libre, a la luz y al sol. Lo que produce la pérdida de cantidades aprovechables de vitamina C.
  • Preferir las verduras al vapor.
  • En caso de hervir las verduras, no desechar el agua, sino consumirla porque contiene cantidades de vitamina C.
  • Comer las frutas, los vegetales y las hortalizas preferiblemente crudos y frescos.
  • Preparar las ensaladas momentos antes de consumirlas, no guardarlas por periodos prolongados de tiempo.
  • Los zumos, jugos, batidos de frutas y verduras deben ser consumidos al momento de preparados.
  • Preferir alimentos frescos antes de los congelados y/o envasados.

Mitos y controversias

Los alimentos ricos en vitamina C o concentraciones solas de dicha vitamina, no forman cálculos renales ni destruyen las vitaminas. No posee reacción alguna, particularmente sobre la vitamina B12, no existe ningún estudio científico que avale existencia de efectos secundarios de gravedad.

Precauciones

No son muy comunes, pero excesivas dosis de vitamina C pueden producir náuseas, espasmos gastrointestinales, diarrea, micciones abundantes y frecuentes. Es importante que su ingesta oral  sea realizada entre comidas para evitar la erosión dental.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.