Respuestas Específicas a preguntas sobre la Salud. Encuentra la respuesta a tu pregunta sobre la temática Salud de la mano de Expertos

Hipotiroidismo – Cuáles son los síntomas del Hipotiroidismo

0 54

Hipotiroidismo es un término que define la enfermedad de la glándula tiroides cuya secreción hormonal tiroidea y función están reducidas.  La tiroides es una de las principales glándulas endocrinas más importantes del organismo, encargada de regular funciones metabólicas, emociones, entre otras. La tiroides tiene dos partes llamadas lóbulos, unidas por un itsmo que se encuentra en la parte anterior del cuello. Esta actividad regulatoria, equilibradora, la realiza a través de la producción de las hormonas tiroideas, tiroxina T4 y triyodotironina T3. Por lo tanto, si falla la fabricación y el funcionamiento de algunos de éstos elementos, se produce la enfermedad tiroidea. Debido a su importancia, las manifestaciones clínicas del hipotiroidismo y de cualquier otra patología de tiroidea van a repercutir marcadamente sobre muchos otros órganos y sistemas del cuerpo con sus funciones.

Alteraciones del funcionamiento de la glándula tiroides

Hipotiroidismo

 

Síntomas del hipotiroidismo

Los síntomas del hipotiroidismo se pueden hacer presentes de múltiples maneras en cualquier área del cuerpo, afectando varios órganos a la vez. Es importante, realizar el diagnóstico oportuno detectando a tiempo los síntomas del hipotiroidismo, que pueden aparecer todos juntos o sólo algunos de ellos. Ante la sospecha de hipotiroidismo, es recomendable acudir al médico para evaluar nuestra tiroides, hacer la evaluación y tomar las medidas correspondientes.

Los síntomas no tratados se hacen más evidente, empeoran y pueden dar lugar a trastornos mentales, dificultades para respirar, problemas cardíacos, fluctuaciones de la temperatura corporal y muerte. Sin embargo, el hipotiroidismo se considera con mucha frecuencia una enfermedad silente, ya que los síntomas precoces pueden ser tan leves que el paciente o su médico los pasan por desapercibidos.

El hipotiroidismo se presenta  con la persistencia de 2 o más de los siguientes síntomas asociados

  • Llanto y tristeza injustificada, acompañada de depresión.
  • Estados de ansiedad y estrés.
  • Pérdida de memoria y dificultad de concentración durante las tareas cotidianas.
  • Mareos.
  • Disminución de la capacidad visual, que todo por la noche o en presencia de oscuridad.
  • Fatiga, cansancio y debilidad general.
  • Retención de líquido, hinchazón o edema.
  • Habla Lenta.
  • Bradicardia o disminución de la frecuencia cardíaca.
  • Estreñimiento o constipación.
  • Menstruaciones irregulares y  variables.
  • Amenorrea o ausencia de menstruación.
  • Piel seca.
  • Cabello quebradizo y caída del pelo en todas las regiones del cuerpo, es característico que se despueblen rápidamente  las cejas.
  • Irritabilidad y cambios marcados, oscilantes, repentinos de ánimo y del humor.
  • Insomnio o dificultad para conciliar el sueño.
  • Poca concentración para realizar actividades intelectuales, leer, escribir, etc.
  • Entumecimiento, hormigueos o calambres, sobre todo en las regiones distales de las extremidades.
  • Síndrome del túnel carpiano que se presenta en la articulación de la muñeca, afectando movilización y sensibilidad de la zona. Puede extenderse progresivamente hacia el resto de la mano y dedos, ocasionando parestesias, adormecimiento, debilidad, limitación funcional y lesión neuromuscular.
  • Aumento de peso, se evidencia el aumento del índice de masa corporal, pudiendo hacerse presente el sobrepeso o la obesidad en sus diferentes grados.
  • Hipersensibilidad al frío.
  • Disfonía o ronquera.
  • Arritmias o extrasístoles, los ritmos cardíacos pueden hacerse anormales, incluso en aquellas personas sin antecedentes ni enfermedad cardiovascular de base.
  • Resfriados frecuentes  o sus síntomas que reaparecen a repetición.
  • Disminución o pérdida del apetito.
  • Infertilidad o abortos espontáneos.
  • Parestesias o calambres musculares.
  • Uñas estriadas, frágiles y quebradizas.

Mixedema del hipotiroidismo

Otros síntomas menos comunes, también pueden presentarse, generalmente cuando la enfermedad  ha avanzado,  puede aparecer un edema generalizado denominado mixedema. Éste produce hinchazón por depósito de grasa debajo de la piel que asemeja a un edema en todo el cuerpo. Si afecta las capas más profundas, puede ocasionar el descenso de la temperatura corporal, reducción del aporte de oxígeno a órganos y tejidos. En el peor de los casos, se puede desarrollar un estado de coma, propiciado, además por enfermedades asociadas y complicaciones.

Clasificación

El hipotiroidismo puede ser primario o secundario, según su forma y mecanismo de aparición:

  1. Hipotiroidismo primario

Es aquel donde la enfermedad de la tiroides y la falla en su funcionamiento, son primeros en aparecer y manifestarse. No existen diagnósticos previos de patología y es conocido también con el nombre de cretinismo, sus posibles causas pueden ser:

  • Deficiencia de yodo. Es un oligoelemento o compuesto químico que se encuentra en algas, peces, mariscos, vegetales o verduras crucíferas (brócoli, coliflor, etc.). Cuando éstos alimentos son deficientes por origen geográfico o porque la persona no las consume puede disminuirse en el organismo. Esto se debe a que el cuerpo humano no lo fabrica, pero lo necesita para sintetizar o producir hormonas tiroideas. Lo que explica que su deficiencia nutricional esté directamente relacionada con la aparición de los síntomas del hipotiroidismo. Por ejemplo, son más susceptibles a padecer deficiencias de yodo, las poblaciones en regiones montañosas con escaso consumo de pescado.
  • Aumento de los niveles de cortisol hormona del estrés que contribuye a inhibir la producción de T3 triyodotironina en tiroides.
  • Presencia de síntomas persistentes con niveles normales de hormonas tiroideas o incluso elevados, porque células del organismo no reconocen las hormonas tiroideas. Por ejemplo, en los casos de intoxicación por metales pesados.
  • Quistes o tumores que pueden afectar el tejido sano y funcional de la tiroides.
  • La tiroides autoinmune o enfermedad de Hashimoto, afecta más a las mujeres de mediana edad, es ocasionada por la acción de anticuerpos contra la glándula tiroides. Es decir, el propio organismo ataca de forma autoinmune a su glándula tiroides.
  • La cirugía de tiroides o yodo radiactivo, son procedimientos frecuentes en tratamientos de la tiroides, pero afectan la producción de hormonas tiroideas ocasionando su descenso.
  • Algunos fármacos o medicamentos pueden inducir a los síntomas del hipotiroidismo, como antiarrítmicos, tranquilizantes y antiepilépticos, entre otros.
  1. Hipotiroidismo secundario

Los síntomas del hipotiroidismo secundario se deben a producción insuficiente de TRH o TSH hormonas precursoras de las tiroideas en hipotálamo e hipófisis. El tratamiento de sustitución con tiroxina, normaliza los niveles sanguíneos de hormonas tiroideas, pero no corrige la causa del hipotiroidismo. Es decir, el hipotiroidismo secundario es provocado por otra enfermedad, por lo general crónica, que lo desencadena como consecuencia posterior.

Medidas que se pueden tomar para mejorar los síntomas del hipotiroidismo

Hipotiroidismo

Recomendaciones

Los tratamientos para el hipotiroidismo, van dirigidos principalmente a reforzar la función de la glándula tiroides, por lo que incluyen terapia nutricional, plantas medicinales y ejercicios. El tratamiento médico, salvo en estados leves de hipotiroidismo, amerita el uso de hormonas tiroideas sintéticas o desecadas. Es importante abastecer a la glándula tiroides, desde el punto de vista nutricional, para garantizar la absorción adecuada de nutrientes clave; que se requieren para la fabricación de hormona tiroidea.

  • Una alimentación saludable

Consume alimentos que contengan yodo, si identificas posibles causas modificables de hipotiroidismo, déficit inducido por su falta en los alimentos o por medicamentos, la alimentación podrá ayudar.

Es la actualidad, existen compuestos presentes en los alimentos, utensilios, productos de uso diario, entre otros, que son disruptores endocrinos

Es bueno, identificarlos para minimizarlos en casa, algunos son colorantes, compuestos químicos en comidas envasadas, desinfectantes, productos de higiene, etc. Estos suelen intervenir y alterar el funcionamiento normal tanto de la tiroides, como de otras glándulas del organismo.

Suplemente con alimentación, si precisa con un complemento, yodo, zinc, cobre, hierro y selenio, necesarios para que la tiroides funcione. Las cantidades recomendadas por kg peso al día, yodo 3 mg, selenio 3 mg, cobre 30 mg y zinc 350 mg. Es importante garantizar estos nutrientes en la dieta, independientemente de resultados de sangre, el organismo los necesita para funcionar normalmente. La suplementación con multivitamínicos y minerales, tomados diariamente las vitaminas A, B2, B6 y el Zinc son necesarias para la producción normal de hormonas tiroideas. Por lo que administrarlas aportará grandes beneficios.

  • Plantas medicinales

Existen fitoterapias y suplementos homeopáticos que se basan sobre todo en los síntomas individuales, como por ejemplo el ginseng siberiano (tomado en cápsulas o en infusión). También, el tiroides homeopático, que por lo general, es glándula tiroides natural, desecada entre otros.

  • Beneficios del ejercicio físico

El ejercicio, estimula la secreción de la glándula tiroides, elevando la sensibilidad de los tejidos a dicha hormona. El ejercicio contribuye con la función de la tiroides. Un efecto coherente de la dieta, es un descenso de la actividad metabólica, ya que el organismo, procura conservar la energía. El ejercicio evita el descenso de la actividad metabólica en respuesta a la dieta diaria.

Las técnicas de relajación o meditación practicadas regularmente, aportan beneficios al crecimiento personal y a la actividad regulatoria de la tiroides. También, solicitar la ayuda de un psicoterapeuta contribuye a detectar y revertir la situación que está causando ansiedad o estrés.

Realizar analítica de laboratorio para determinar los niveles de mercurio, plomo y otros contaminantes en sangre para aplicar tratamiento pertinente. Ya que, éstos metales pesados, interfieren con la utilización del yodo por la tiroides para la producción de hormonas tiroideas.

La medicina china emplea el tratamiento con acupuntura para intentar estimular la tiroides con muy buenos resultados.

Los ejercicios de yoga o chi kung son estimulantes de la producción de hormonas tiroideas, canalizan y movilizan la energía. Son útiles como complemento para aliviar obstrucciones o deficiencias en toda el área tiroidea, en la garganta y tejidos adyacentes.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.
También podría gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.