Cómo ligar con tías

0 115

Veamos cómo ligar con tías y disfrutemos de la interrelación humana. Así, entre hombres y mujeres es la más directa, natural y necesaria. De ese modo, un hecho biológico que determina una sana convivencia social. Aunque en el proceso de socialización esta se ha supeditado a intereses económicos, políticos, religiosos y sexuales de la sociedad. Minimizando el papel que juegan las mujeres. Pareciera que ligar con tías es solo una manera de buscar un encuentro sexual sin mayores consecuencias ni responsabilidades. Sin tomar al otro sujeto en consideración es decir a la mujer. Aunque esto ha cambiado en gran manera por la participación activa de ellas en el campo laboral, estudiantil y científico. Subsisten hoy en día, claras consecuencias de ese envilecimiento e inferioridad en esas relaciones. Es necesario comprender que ligar con tías se plantea desde que estamos en la guardería de niños.

Cuando nuestros padres nos dejan todo el día para ir al trabajo. La necesidad de acompañamiento nos hace buscar entre los compañeros. Esos con los que tengamos afinidad. Esos con los cuales jugamos felizmente sin que haya perturbación alguna. Es decir, que ese impulso nace y se desarrolla con nosotros. Lo otro es seleccionar las herramientas, habilidades, las conductas y los comportamientos sociales. Ya que, nos van a permitir ser exitosos.

El proceso afectivo y sexual es el núcleo de la personalidad. De su desarrollo sin inhibiciones morales y en la medida de la comprensión justa de las relaciones afectivas y sexuales. De la amistad, el afecto y el amor consciente de su aporte a la felicidad individual. Pero también, consciente de sus responsabilidades y deberes con el otro ser humano que nos atrae. Nos dará elementos para compartir nuestros sentimientos. Para encontrar ese punto que llevamos en nuestro interior y que deseamos dar al otro.

Cultivar la personalidad y ligar con tías

El cultivo de la personalidad, es preocuparnos por nosotros mismos. Para que nuestra apariencia personal sea atractiva. Esto no viene dado únicamente para ser atractivos a los demás, que es importante. Pero lo más significativo es cultivarnos para estar bien con nosotros mismos. Desde nuestro interior y sintonizándolo con la información que llega desde nuestro cerebro. Sintiéndonos cómodos con nuestro cuerpo, manteniendo y disfrutando del bienestar mental. Lo que nos proporciona saber que somos aceptados socialmente. Desde allí, desplegamos nuestras herramientas de simpatías para ligar con las tías.

La autoestima se aprende, se enriquece y refuerza. A medida que valoramos los aspectos de nuestra personalidad. Entre ellos, el carácter, las aptitudes, destrezas, habilidades, actitudes, y capacidades. También, la percepción y conocimiento que tiene cada individuo de sí mismo. Influye en la elaboración de metas, acciones, esperanzas y los estados de ánimo de las personas. Asimismo, la autoestima va a influir en el cuidado personal, pues está relacionado de manera directa con el respeto. También, la estimación por nuestra persona involucra el aseo y la higiene personal. Es decir, el mantenimiento de la salud. Además, la práctica de actividades deportivas y el cultivo de las facultades intelectuales.

ligar con tías

La convivencia con los demás

Fomentadas desde el respeto, la posibilidad del afecto y la amistad. Favoreciendo el contacto con otras personas, otros grupos que van a permitir el encuentro fácil para ligar con tías. Otro elemento importantísimo es la comunicación. Ya que, desplegando las habilidades comunicacionales. Utilizando el lenguaje correcto propiciamos el acercamiento y el interés de las tías. Tanto con el lenguaje hablado como también cuando usamos apropiadamente la comunicación con gestos. Por ejemplo, posturas, posiciones y las distancias relativas entre las personas. Para decir sin palabras cuanto deseamos entablar una conversación. Una relación amistosa, amorosa o sexual.

Establecer las perspectivas

De jóvenes nos arrastran los retos y los ideales nos guían. Allí, la plenitud física hace ignorar los límites, las emociones y sensaciones nos llenan. Entonces, los cambios nos asaltan y ligar con tías es para muchos la recompensa mayor. Para ello, es elemental conocer herramientas. Al mismo tiempo, requerimos habilidades para usarlas en el momento adecuado y salir triunfantes.

Claves

  • Venzamos la timidez a lo desconocido. Vayamos a ella como si la conocemos de siempre.
  • Siempre seamos nosotros mismos. No utilicemos personalidades de escenarios.
  • Comuníquese, hablemos con naturalidad. Esto es de lo más importante de la manera que podamos establecer una conversación fluida, escuchando, atendiendo con atención. Con lo que se diga, se estará recorriendo un paso significativo para ligar con tías.
  • Utilicemos las posturas corporales correctas. Algunas de ellas son espontáneas parte de la naturaleza humana para el acercamiento sexual. otras debemos aprenderlas.
  • Acerquémonos ocupando levemente su espacio. Esto importa mucho, pues si traspasa los límites seguramente seremos rechazados.
  • Sorprendámosla con un gesto amistoso.
  • Generemos conexión afectiva.
  • Asumamos una actitud positiva.
  • Realicemos gestos de coqueteo.
  • Mostrémonos afectuosos y cercanos.
  • Seamos sinceros, no pretendamos que nos acepten porque ofrecemos lo que no somos o podamos dar.
  • Tratemos de reconocer en ellas gestos de simpatías o rechazo.
  • Apreciemos cuando no somos oportunos. Tengamos sentido de oportunidad en tiempo, lugar para abordar y ligar con tías.
  • Mostremos confianza y seguridad.
  • Utilicemos herramientas cotidianas como un libro, el diario, una excusa conveniente. Si es en el trabajo, la escuela, para acercarse. Ya que, cualquier lugar es propicio si sabemos utilizarlo.
  • Seamos francos y honestos.
  • Asumamos una actitud de interés.
  • Utilicemos la mirada íntima.
  • Utilicemos las señales para cortejar. Las mujeres las reconocerán de inmediatos.
  • Exhibamos el cuerpo con todo su potencial y la mayor confianza.
  • Realcemos sus características personales. Hagamos hincapié en sus dotes y belleza. Demostremos que nos encanta que sea guapa y sexy.
  • Hagamos demostración de la autoconfianza que poseemos.

Qué debemos evitar cuando queremos ligar con tías

Así, como existen algunos hombres que parecen tener ciertas habilidades innatas para seducir a las mujeres. Simplemente, con mirarlas, hablarles o solo con un gesto. Ya  pasan a ser el centro de atención para ellas. Hay otros que por muy guapos que sean, lucen despreocupados y no logran llegar a interesarles.

Debemos evitar cometer errores 

  • En primer lugar mostrarse descuidado en el aspecto personal. Incumpliendo las reglas mínimas de la higiene. Con mal olor corporal y bucal, vestimenta sucia etc.
  • Mostrarse como una persona con problemas emocionales. O bien, de carácter afectivo, con tristezas y desamores.
  • No nos mostremos con un interés desesperado. Más allá, de lo que suceda en el momento. Sin más interés que el necesario.
  • En ocasiones actuemos con indiferencia. Oportunamente, esta actitud suma méritos
  • Insistir varias veces luego de fracasar al acercarse. Nos hacemos pesados, mejor buscar otra tía cuando descubrimos que definitivamente ésta no nos quiere.
  • No nos dirijamos a una mujer en actitudes de sumisión.
  • Bajo ninguna circunstancia, permitamos que la mujer conduzca el juego de la seducción. Cuando ya hemos establecido la relación.
  • En los primeros momentos no pregunte o indague sobre cuestiones íntimas o muy personales.
  • Cuidemos el tono de voz usado al hablar. Que no sea bajo o muy alto. Esto va contra las reglas de la comunicación. Por eso, dejemos que se nos escuche claramente.
  • No debemos mostrar inseguridad al pretender ligar con una tía. Al interpelarla, porque perderemos terreno.
  • Nunca debemos ir a las primeras. Por ejemplo, utilizar cantidades de dinero para atraer y ligar con tías. Esta práctica, sólo debe utilizarse cuando está claro a qué mujer se está dirigiendo. Y el propósito de la acción.
  • No mostremos preocupación, como si fuese muy importante el acercamiento.

El impulso sexual y el erotismo

La sexualidad se inicia desde la concepción del ser. Estando siempre presente.  Incrementándose el impulso sexual durante la adolescencia. Debido a los cambios hormonales que en esa etapa ocurren. Igualmente, a las manifestaciones biológicas y físicas. Ya que, estos mismos cambios provocan y surgen de la función sexual que cumplimos todos los seres humanos. Así, el deseo sexual comienza con la atracción física que se manifiesta a través del acercamiento interpersonal, la comunicación. Entonces, las primeras miradas, expresiones de amistad y afecto que se va desarrollando. Por ello, a medida que el erotismo se produce enriquece las relaciones. Asimismo las actitudes y el comportamiento que se hace más explícito. Para llamar la atención del sujeto elegido. Por ejemplo, el hombre se hace más galante y servicial. Mientras las mujeres se preocupan por la vestimenta. O bien, por el maquillaje entre otras cosas.

ligar con tías

También, en este sentido toma importancia el autocontrol de los sentidos. A diferencia de los animales que actúan por instintos. Los hombres hemos desarrollado el autocontrol. Lo que permite a los individuos controlar los impulsos sexuales. A su vez, mantener conductas adecuadas asumiendo una sexualidad sana, integral y equilibrada. Haciéndola libre de complejos. Por lo tanto, el impulso sexual se expresa con gran fuerza en esos individuos que desarrollan capacidades y habilidades. Porque favorecen el desarrollo de las relaciones interpersonales, facilitando ligar con tías. Fundamentalmente, en la curiosidad por conocer personas que abren las posibilidades de tomar opciones entre ellas. La entrega, buscando siempre la oportunidad de experimentar sensaciones y emociones que enriquecen la experiencia. Dejarse llevar predisponiéndose a aceptar lo que los acontecimientos vayan resultando. La humildad para aceptar las sorpresas que da la vida. Estar atentos al desenvolvimiento de ellas.

El mantenimiento de la ilusión

Por todo lo que vivimos. Sin olvidar cuantas experiencias. Cuanto disfrute o alegría o por el contrario las vivencias menos victoriosas pero llenas de un caudal de ilusiones.

El lenguaje corporal usado para ligar con tías

La conducta amorosa y sexual de casi todos los seres vivos esta predeterminada. La comunicación o lenguaje gestual adquiere una importancia relevante para ligar con tías. Por ello, se pueden desarrollar múltiples habilidades. Lo que permite para detectar a las mujeres disponibles, poderlas seducir y llevarlas al término que deseemos. Sin mayores dificultades. También, es importante reconocer que las mujeres disponen de muchas más señales que los hombres. En el comportamiento humano se develan gestos desde unos muy simples, algunos naturales, obvios, sutiles, que se realizan casi inconscientes. Otros más complejos, pero que al final  se convierten en un ritual para cortejar y ligar con tías.

Algunas señales

  • La arrogancia y el arrojo que es la reacción ante la competencia de otros hombres respecto a la misma mujer.
  • Tono muscular masculino se aumenta preparándose para el encuentro sexual, el cuerpo en general se hace más duro, el pecho. Se proyecta hacia adelante. El estómago se mete hacia adentro. Desaparece la postura agachada y el cuerpo adopta una posición erecta.
  • El individuo parece rejuvenecer. Incluso, las bolsas debajo de los ojos parecen que desaparecieran. Cuando aparece una mujer que nos interesa en el entorno. Mecánicamente nos llevaremos las manos a la garganta. Arreglamos la corbata o alisamos la camisa, la chaqueta o pasamos la mano por el pelo. Podemos adoptar la postura de los pulgares en el cinturón. Destacando y señalando la zona genital. Giramos el cuerpo hacia la mujer desplazando un píe hacia ella, empleando al mismo tiempo la mirada íntima. Sosteniéndola firmemente por un segundo.
  • Se nos dilataran las pupilas y adoptaremos la postura de las manos en las caderas para destacar la dimensión física. Mostrar que estamos listos para la acción. Demostramos superioridad echando la cabeza hacia atrás. La premisa del lenguaje gestual es saber utilizarlo con precisión. Esto conjuntamente con las otras habilidades garantiza el éxito cuando deseemos ligar con tías.

¡Si no lo logramos ligar con tías al primer intento. No pasa nada, empecemos con otra!

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.