Cómo curar dolor de oido

0 1.961

El dolor de oído es uno de los dolores más incapacitantes que existen. No solo por la intensidad con la que generalmente se presenta, sino porque nos impide mover la cabeza libremente sin dolor.

Lo ideal ante un dolor de oídos es que visitemos a nuestro médico para que determine que es exactamente lo que le está ocurriendo a nuestro oído y qué medicación podemos tomar para curarlo. Ahora bien, existen momentos en que el dolor es tan intenso que necesitamos aliviarlo lo más rápido posible para poder hacer más llevadero el camino al médico.

Si esta es tu pretensión, te recomiendo que sigas leyendo porque en este artículo encontrarás remedios caseros para curar el dolor de oído que te pueden ser de gran ayuda.

Cuando duele el oído

Un dolor de oídos puede darse por diferentes causas. Puede ser debido a una infección, también ante una inflamación de cualquier parte del oído, ya sea interna o externa. En estos casos, estaríamos hablando de una otitis. El dolor puede ser muy fuerte, hasta el punto de necesitar aliviarlo cuanto antes.

Más adelante te explicamos unos remedios caseros que podrán ayudarte a que el dolor sea más pasajero.

¿Que podemos hacer para prevenir el dolor de oído?

  • Si el dolor de oídos viene porque entra agua en la ducha o en la piscina, podemos aplicar aceite mineral en los dos agujeros antes de meternos a remojo.
  • Estar en contacto con el polvo puede hacer que entren partículas dentro de los oídos. Es importante cuidar la higiene de nuestras orejas.
  • Tras el baño, debemos secar muy bien los oídos para impedir que se reproduzcan en su interior bacterias indeseables.

Remedios caseros para aliviar el dolor de oído

La mayoría de estos remedios son naturales, así que podrás realizar los que tu quieras sin necesidad de pensar en los efectos secundarios ni en incompatibilidades.

Calor para la zona

Aplicar calor en la zona puede ayudar a disminuir el dolor. Para ello, puedes usar una almohadilla térmica, una bolsa de agua caliente o humedecer una toalla con agua caliente. Esto se deberá dejar caer sobre la oreja que cause dolor. También podemos usar un secador de pelo para ello.

El calor es muy beneficio porque mejora la circulación sanguínea, y en cuanto se produce, tiene poder de aliviar el dolor en pocos minutos.

Jengibre

Ya sabemos que los beneficios del jengibre son muchísimos, entre ellos, ayuda a adelgazar y combate el dolor haciendo frente a las infecciones.

Para beneficiarnos de este remedio casero, deberemos calentar una cucharada de jengibre que previamente habremos rallado, con un cuarto de taza de aceite de sésamo. Una vez calentito, deberemos aplicarlo sobre la parte externa de la oreja.

Cómo curar dolor de oido

Ajo

Entre todas las propiedades y beneficios del ajo, encontramos sus propiedades analgésicas y antibióticas; por ello, nos irá muy bien para combatir las infecciones que se vayan produciendo, y aliviar el dolor que producen.

Para aplicarlo, vamos a seguir usando el aceite de sésamo. Añadiremos un ajo machacado al aceite, mezclaremos, e introduciremos una u dos gotitas en el oído donde se siente el dolor.

Aceite de sésamo

Tras esta presente en dos remedios caseros, además del suyo propio, el aceite de sésamo nos ayuda a curar infecciones.

Se puede mezclarcon aceite de ricino para que dé mejor resultado. Se deben vertir 2 o 3 gotas en el oído que duele.

La cebolla

Estamos ante un antiséptico para curar el dolor. Se trata de machacar una cebolla hasta sacar un poco de jugo. Una vez obtengamos el jugo, podremos aplicarlo en forma de gotitas dentro del oído.

Repítelo tres veces al día y notarás mejoría.

La menta

Las hojas de menta también tienen propiedades y beneficios para nuestra salud.

De nuevo, debemos de hacer gotas con su jugo, que conseguiremos triturando un par de hojas. Dejaremos caer 2 gotitas en el oído que nos duele.

El aceite de menta también es una opción: aplicándolo a la parte de fuera de la oreja, empezará a hacer efecto pronto.

Alimentos ricos en vitamina C

Los alimentos ricos en vitamina C nos fortalecen el sistema inmunitario y, por tanto, no dejan pasar agentes externos que pueden producir infecciones.

Chicle

Este remedio casero solo funciona si el dolor de oído se da por la presión del ambiente y la altitud. Esto suele pasar cuando se viaja en avión.

Hojas de albahaca

Gracias a sus efectos, estas hojas pueden ser muy recomendables para el dolor de oído. Tiene efectos antiinflamatorios, antibacterianos y analgésicos.

Deberemos triturarlas hasta que salga su jugo y puedas guardarlo en una tacita, aunque no sea mucho.

Aceite del árbol de té

Mezclar este aceite con un poco de aceite de oliva y dejar caer unas gotitas sobre el oído dolorido puede combatir la infección y ser un alivio en tan solo unos minutos.

No emitir presión sobre la oreja dolorida

Cuidado con las posturas que adoptamos. Apoyar la cabeza sobre el oído dolorido puede intensificar el dolor. Es mejor apoyarla sobre la otra parte. Si duele mucho, podemos mantener la cabeza en posición vertical pues esto aliviará.

Agua oxigenada

El agua oxigenada nos la aplicamos siempre para limpiar heridas infectadas u otras afectaciones con buenos resultados. Si nuestro dolor de oído se debe también a una infección, también nos puede ser de ayuda.

Para aplicarla, podemos verter un par de gotas en el oído. Tras dos minutos, limpiaremos el agua o inclinaremos la cabeza hacia el lado opuesto para que salga el líquido.

Vinagre y alcohol

Podemos crear una mezcla de alcohol con vinagre blanco y dejar caer un par de gotitas en el oído. Como ya sabemos, el vinagre tiene propiedades antimicrobianas y el alcohol posee una sensación sedante que puede ser útil para que el dolor sea menor. No obstante, deberemos realizarlo con precaución.

Cómo curar dolor de oido

A modo de conclusión

El dolor de oído es una de las afectaciones más incapacitantes que existe, pues generalmente se suele dar con una intensidad media y alta, tanto es así que puede que impida menear la cabeza.

Ante un dolor fuerte, la recomendación principal es acudir al médico para determinar de dónde procede ese dolor y que tratamiento puede seguir para curarlo.

Existen unos remedios caseros que la persona puede llevar a cabo al mismo tiempo que va al médico y se toma la medicación recetada y pautada para ello. Se trata de un total de 14 remedios caseros, basados en ingredientes de nuestro día a día y que seguro tenemos por casa o podemos encontrar muy fácilmente, que pueden aliviarnos el dolor de oídos sin necesidad de sufrir más efectos secundarios de los que nos dan los medicamentos. Algunos de estos ingredientes son el jengibre, el ajo, la cebolla, diferentes aceites, mentas, agua oxigenada, alcohol…

Muchos de los elementos que usamos para crear estos remedios caseros tienen muy buenas propiedades; son ingredientes analgésicos, antiinfamatorios y antibacterianos. De ahí reside su efecto calmante y curativo del dolor.

Es importante, también, saber cómo podemos prevenir el dolor de oído en las situaciones en las que es más frecuente que ocurra, como al entrar o salir de la piscina o tras ducharse en casa. En  este sentido, aplicar aceite antes de sumergirse y secar muy bien el oído, tanto por dentro como por fuera, cuando salgamos puede ahorrarnos un buen dolor en la zona.

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 66,67% le ha gustado.
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.