Cómo perder la virginidad sin dolor

0 316

Perder la virginidad sin dolor es el evento que marca el inicio de nuestra vida sexual. Por lo general, todos esperamos que se caracterice por ser una ocasión muy especial. Ese momento donde podamos cumplir ese deseo de sentir el placer de tener relaciones sexuales por primera vez. Sin embargo, debemos tener precaución si buscamos perder la virginidad de la forma más adecuada, placentera y sin inconvenientes. Por lo que hay que tomar en cuenta algunos consejos para que todo ocurra de forma natural, sin dolor ni incomodidades.

Muchas veces, los hombres pueden causar el dolor a su chica involuntariamente durante el acto sexual. Ya sea, por inexperiencia, por brusquedad o velocidad excesiva en la penetración. Entonces, toca ser cuidadosos y si logramos perder la virginidad con completa comodidad y placer, sin dolor, la ocasión será más adecuada. Por lo que para perder la virginidad sin dolor es clave anticiparnos y estar listos para el momento.

¿Cómo prepararme para perder la virginidad sin dolor?

Si deseamos perder la virginidad sin sentir dolor, es fundamental estar preparados para hacerlo bien. Lo primero, es que debemos asegurarnos que nuestra pareja se sienta preparada y tenga un deseo similar al nuestro. Para ello, es esencial que hablemos con anterioridad con nuestra pareja y prepararnos mutuamente de forma adecuada. Asimismo, es indispensable sería importante que los genitales de nuestra pareja y los nuestros estén en buenas condiciones de salud. Y si tenemos dudas al respecto, podemos consultar al médico previamente con toda confianza.

Es importante que sea una decisión en pareja y que haya apoyo mutuo. Ya que, debemos estar conscientes que será nuestra primera vez. Y que debemos procurar que sea una ocasión especial. Previamente, podemos tener encuentros sexuales con nuestra pareja, donde no haya penetración. Allí, podemos usar juguetes sexuales si así lo deseamos. O bien, que el hombre use sus manos e incluso su boca y lengua para masturbar a la mujer. Para lo que introduce sus dedos siempre tratando de distender cada vez más el himen. Este último, es la membrana que reviste el vestíbulo de la vagina y que caracteriza la virginidad. Su presencia es la que produce dolor con su ruptura. Entonces, al ir distendiéndola de forma progresiva, irá abriendo y la finalidad de hacerlo es lograr un momento más placentero.

¿Qué es el himen?

El himen es una membrana que reviste  el vestíbulo de la vagina de la mujer. También, es definido como aquella zona externa que cubre la mayor parte de la superficie vaginal. Cabe destacar, que está conformada de un tejido no muy grueso y es muy sensible, sumamente doloroso para la mujer. Por lo que cuando ocurre la primera penetración con el pene este cuadro de dolor puede ser muy intenso e incluso presentar un sangramiento notorio.

Para evitar que la pérdida del himen cause dolor, son fundamentales los ejercicios de estiramiento hechos con anterioridad. Lo bueno de estirar el himen con frecuencia previamente a modo de adaptarlo para que abra, es no sentir dolor posteriormente. Si ejercitamos muy seguido con el himen, también podemos descubrir varias formas de estirarlo para causarnos excitación sexual. Si la mujer no ha distendido el himen con anterioridad, seguramente se perderá después de disfrutar de su primera actividad sexual.

Perder la virginidad sin dolor y sin tabúes

Sin duda, deseamos perder la virginidad haciéndolo un momento muy especial para nosotros y una ocasión única. Si queremos pasarla bien, es fundamental sentirnos libres de experimentar y vivir plenamente nuestros deseos sexuales. Para ello, es indispensable el acto sexual seguro y sin dolor. Por eso, no hay que sentir vergüenza. Si deseamos aumentar el placer sexual con nuestra pareja, no debemos cohibirnos sino sentirnos libres de expresarnos.

No consideremos el sexo un tabú, el querer intentar alguna postura sexual o decir lo que sentimos es totalmente válido. De allí, lo importante es que haya placer mutuo y disfrute, sin dolor. Todo es cuestión de hacerle saber a nuestra pareja nuestras inquietudes para que ambos estemos de acuerdo. Si ambos acordamos añadir estrategias eróticas adicionales o juegos sexuales, serán oportunos y ayudarán a romper el hielo. Haciendo que todo fluya esa primera vez.

7 pasos indispensables para perder la virginidad sin dolor

Antes de perder la virginidad sin dolor, es fundamental poner de nuestra parte para no tener dolor. Para ello, es esencial que se trabaje en pareja para que sea un momento sumamente placentero. Por lo tanto, si queremos que el momento sea inolvidable podemos seguir los siguientes pasos:

1. Trabajemos en la distensión progresiva de la membrana del himen

Recordemos que el himen es una delgada membrana en la vagina de la mujer. Entonces, unas de las precauciones que debemos tener para no presentar dolor, es la distensión y manipulación paulatina antes de la penetración. Para eso, podemos practicar la automasturbación, la masturbación en pareja, usando juguetes sexuales o simplemente las manos y/o la boca. Por ejemplo, el hombre puede introducir los dedos o tratar de introducir su mano cuidadosamente.

Por otra parte, los juguetes sexuales son una buena herramienta para estirar el himen y hacer que se adapte a una penetración. En la actualidad, hay gran variedad de juguetes sexuales en el mercado que pueden ayudar al estiramiento del himen. Por ejemplo, los óvulos vaginales, dildos, vibradores, etc. Que combinados con un lubricante íntimo darán mejores resultados. Ya que, de esa manera iremos trabajando en el estiramiento del himen de manera progresiva y constante.

Al mismo tiempo, esto nos sirve para propiciar momentos de intimidad sexual previa con nuestra pareja. Lo que también contribuirá a compenetrarnos mejor. Si con frecuencia estiramos el himen, nos estaremos preparando para perder la virginidad sin dolor y aumentar la excitación sexual.

2. Es importante concebir el sexo sin prejuicios

Alejarnos de pensamientos de angustia, estrés o ansiedad es fundamental. Para ello, es vital insistir que el sexo debe surgir de mutuo acuerdo. Previamente, establecido con nuestra pareja para que la experiencia sexual sea correspondida. Ya que, el dolor no es lo único de lo que hay que preocuparnos cuando vayamos a perder la virginidad. Ambos debemos tener conocimiento sobre la actividad sexual y comprenderla para que no existan sentimientos de frustración o arrepentimientos. Mutuamente, tenemos que estar de acuerdo con el acto sexual y hasta donde llegar.

Por otra parte, no debe existir ningún prejuicio hacia nuestra pareja, mito o tabú hacia la relación sexual. Aunque nunca hayamos experimentado el sexo. No debemos anticiparnos, ni predisponernos negativamente hacia lo que pueda ocurrir durante el acto sexual. El hecho de estar de acuerdo con nuestra pareja, significa que somos capaces de tener sexo seguro con responsabilidad y madurez.

3. Usar lubricantes íntimos es una gran herramienta

Los lubricantes íntimos son una excelente herramienta para evitar el dolor durante el sexo y mejorar la penetración. Además, un accesorio necesario si de distender el himen y perder la virginidad sin dolor se trata. El lubricante mejora la fricción a través las paredes vaginales. Por lo que será mucho más fácil realizar la penetración sin dolor. Al aplicar lubricante hidratamos la zona vaginal interna, garantizamos una penetración más suave, profunda y placentera. Para ello, lo podemos aplicar en el área vaginal y/o en el glande del pene. Si queremos aumentar nuestra excitación sexual, el uso de lubricante también es una buena idea para eso. Asimismo, hace que sea más fácil la introducción de un juguete sexual. Al mismo tiempo que permite una sensación más agradable durante el acto sexual. Lo que mejora nuestra experiencia sexual.

4. Debemos protegernos

Nunca debemos olvidar protegernos de las enfermedades de transmisión sexual que podrían causarnos daños irreparables. A su vez, de prevenir y evitar los embarazos no deseados. Es importante que nada arruine nuestra primera experiencia sexual. La mejor manera de evitar enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados es mediante el uso de condones o preservativos. De ese modo garantizamos una relación sexual más saludable. Lo ideal en nuestra experiencia sexual es conservar una buena salud.

5. El apoyo y la complicidad de una pareja estable cuenta

Un elemento que influye en nuestra experiencia sexual es el apoyo y la contención de nuestra pareja. Si vamos a perder la virginidad, lo mejor es perderla con alguien en quien confiemos y no con la primera persona que aparezca. Por lo tanto, para que nuestra experiencia sea más placentera y adecuada, es importante saber seleccionar nuestra pareja. Lo ideal, es que nuestra primera actividad sexual sea producto de una relación de pareja estable. Eso nos brindará confianza y equilibrio emocional, garantizando una experiencia sexual feliz e inolvidable. Si ambos nos apoyamos y nos sentimos cómplices de nuestra primera experiencia sexual, estaremos fortaleciendo nuestra relación.

6. Un momento sin estrés ni ansiedad

Es importante que el día que hemos preparado para perder la virginidad, nos sintamos relajadas y tranquilas. Que exista confianza en nuestra pareja. Ya que la tensión, el estrés, la ansiedad y el nerviosismo hace que nos predispongamos al dolor. Entonces, nuestra experiencia puede que no se a la mejor. Es necesario sentirse segura de sí misma y decididas a iniciarnos en la vida sexual.

7. Aseguremos estar con la persona correcta en el lugar indicado

En la vida, debemos saber elegir nuestra pareja. Ya que, emprender relaciones con el primero que se aparezca nos conducirá a un seguro fracaso. En tal sentido, las frustraciones se pueden evitar a tiempo. Si seleccionamos nuestra pareja acorde a nuestros intereses. Al mismo tiempo que buscamos asegurarnos que nuestro compañero no solo sea sexual. Sino que tenga valores como la honestidad, la solidaridad, la lealtad para sí mismo y para con los demás. Posiblemente, tendremos mayores oportunidades de cultivar una relación estable que nutra a ambos como seres humanos.

Por el contrario, relacionarnos emocional y sexualmente con alguien sin principios puede llevarnos al fracaso y crearnos frustraciones prematuras a las que nos estamos preparadas para vivir. De allí, que por añadidura el lugar adecuado debe guardar nuestra intimidad, compartir gratificación, aromas e incluso sabores que aumenten el erotismo entre ambos. En consecuencia, llevándonos a conocer una primera vez especial con perspectivas a repetir de manera maravillosa.

Perder la virginidad sin dolor es un hecho muy especial

El hecho de perder nuestra virginidad es algo muy especial, un evento que solo sucede una vez en la vida. De muchos factores dependen que nuestra primera experiencia sexual pueda resultar placentera o dolorosa. Por eso debemos analizar bien todas las opciones para asumir tener sexo seguro con responsabilidad. Y brindarnos la oportunidad de vivir plenamente una función natural de los seres vivos.

El hecho de perder la virginidad sin dolor significa varias cosas:

  • Nos preparamos perfectamente para la ocasión.
  • Practicamos con nuestra pareja y hubo una gran estimulación sexual mutua.
  • Nos entendemos perfectamente con nuestra pareja no solo en el campo sexual sino en otros aspectos de la vida.
  • Es un momento que recordaremos por el resto de nuestra vida por lo que debemos procurarlo especial.

Perder la virginidad.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.