Los mejores preliminares para un hombre

0 282

Los mejores preliminares para un hombre son aquellos que con delicadeza y sensualidad, vamos poniendo en práctica hasta encender todos sus instintos aumentando la intensidad hasta lograr un encuentro sexual perfecto, con o sin penetración. Y es que el sexo es una función natural vital de todo ser humano. Por ende, la vida sexual es uno de los factores de mayor importancia en las relaciones de pareja. A la cual se le debe prestar especial atención para establecer lazos más estrechos y estables.

Durante un encuentro sexual, no necesariamente el objetivo final es la penetración. Ya que, hay muchas formas de obtener placer y llegar a un orgasmo. Por eso, los mejores preliminares para un hombre dejan clara más de las mil y un maneras de darle gratificación. Y que demuestra que la finalidad de una relación no es la simple relación genital. Pues, ni la felicidad ni la descarga de energía orgásmica se obtienen de manera mecánica. En ese sentido, los juegos eróticos, son una excelente herramienta aliada para iniciar cualquier encuentro sexual. Ya que, ayudan a romper el hielo rápidamente y favorecen la compenetración del uno en el otro. Estableciendo lazos de afecto, deseo y complicidad sexual.

Los hombres no resultan tan fáciles de conquistar como las mujeres piensan. Por el contrario, encantarlos realmente es un reto. A veces, hasta llegan a ser más selectivos que las mujeres a la hora de seleccionar una compañera de vida. Por eso, saber que existen técnicas adecuadas para hacer que se derritan sin resistirse es indispensable para toda mujer. Y los mejores preliminares que podemos emplear para ir en la conquista de un hombre son con seguridad claves. Además, de recomendables para realizarle los más excitantes preliminares para un hombre. Porque lo pondrá a mil de velocidad y sin dudas, ambos disfrutaremos una ardiente velada.

Conozcamos los mejores preliminares para un hombre

No obstante, los juegos preliminares tienen entre sus objetivos iniciar la pasión en pareja, buscan ser excitantes. Al mismo tiempo, que integran el cuerpo y la mente. Con el fin de llevar a ese orgasmo anhelado en todo encuentro sexual. Asimismo, al sacar todo el arsenal de imaginación que pueda colocar en “ON” rápidamente a nuestro hombre. Son válidos los masajes eróticos, la masturbación en pareja, la felación, los ejercicios para agrandarle su pene para nuestro uso. También, comer su semen en un ritual excitante de demostración para él, besar su cuello, entre muchísimas estrategias más.

Los mejores preliminares

Así, que nos viene bien revisar paso a paso algunos de los mejores preliminares para un hombre. Para ya empezar a emplearlos en nuestra pareja y convertirlo en ese macho arrasador que todas queremos en las sábanas. Sin prejuicios y con los límites que pongamos ambos de mutuo acuerdo para experimentar el sexo plenamente. Dispuestos a sentir, dar y recibir por completo todas las sensaciones placenteras posibles.

  1. Caricias suaves

Acariciar suave y sutilmente a nuestro hombre por todo su cuerpo es un inicio ideal. En los preliminares para un hombre es indispensable una entrada sensual, discreta, pero al mismo tiempo audaz. Así, que podemos hacerle caricias ligeras con las manos, con la boca y con la lengua. Recorriéndolo totalmente, en la zona de la espalda, cuello, pezones, pene, periné, glúteos, etc. En definitiva, de pies a cabeza, debemos acariciar e ir acompañando con besos suavemente. Progresivamente, el objetivo es aumentarle la excitación, al mismo tiempo que vamos disfrutando y excitándonos también para él. Sobre todo, podemos valernos de esas áreas erógenas por naturaleza. Por ejemplo, trabajar el lóbulo de la oreja que es una zona muy sensible, siempre poniéndole pasión. Poco a poco, vamos viendo como sube el nivel de deseo sexual.

  1. Estimulemos su pene

El órgano sexual masculino es como el rey de su cuerpo, si lo abordamos acertadamente nuestro hombre no se resistirá. Toda la manipulación, juegos sexuales, felación, agrandamiento a través del ejercicio erótico, la masturbación y todo lo que le proveamos; será realmente un éxito para que desee más y más. Porque toda excitación que tenga que ver con su pene es el preliminar favorito de un hombre enloquecer de ganas. Pero, con cautela, sensualidad y dedicación, besemos sus testículos, esto lo excitará muchísimo. Este preliminar irá dando signos de excitación poco a poco. Incluso, hasta conseguir que logren alcanzar una grandiosa erección que podremos disfrutar luego con una anhelada penetración profunda. Que nos haga vibrar a ambos.

De hecho, todavía cuando estamos siendo penetradas podemos seguir estimulándole el pene adentro de nuestra vagina, con ejercicios de Kegel.

  1. Utilicemos nuestros pechos

A los hombres les enloquecen los pechos, hagamos que juegue con ellos y con  nuestro cuerpo al iniciar los preliminares. A su vez, darle un rico masaje en la espalda al mismo tiempo que apoyamos los pechos, le ocasiona excitación. La idea es recorrer toda su espalda hasta llegar a sus glúteos, para que él continúe sintiendo nuestros pechos. Además, aumentemos la excitación pasándole los pechos sensualmente por su cara, hasta colocarlos en su boca para que pueda besarlos. O bien, jugar con ellos, acariciarlos, mordisquearlos y chuparlos. Luego, la otra opción que podemos hacerla simultáneamente en este encuentro, es masturbarlo con los pechos, esto los vuelve locos. Para ello, cambiemos de posiciones, coloquemos el pene en medio de nuestros pechos, rocemos nuestros pezones y el resto del pecho con su pene.

  1. Masturbarnos juntos

Particularmente, hay dos maneras que al hombre le encantan. La primera, sencillamente consiste en que nos masturbemos delante de él. Incitándolo, a venir por nosotras y satisfacernos, con él atento viéndonos. Entonces, entra él en escena a masturbarse también, lo miramos, le expresamos de diferentes modos lo mucho que nos gusta. Le pedimos más y además entramos a ayudarle a masturbarlo o simplemente cada uno se masturba a sí mismo. Siempre mirando atentamente cómo lo hace el otro, esto genera excitación. Pero, sobre todo, no hay que tener prisa por hacer el coito. Recordemos que es una masturbación en conjunto apenas preliminar a todo lo que se nos avecina.

Los mejores preliminares

  1. Usa ropa sexy

Con el fin de lograr que nuestra pareja se excite tanto física como visualmente, uno de los mejores preliminares para un hombre va con nuestro aspecto, debemos lucir incitantes y excitantes. Para ello, debemos usar una ropa muy sensual para vernos guapa y sexy. Entonces, debemos dejar o hacer que nos toque mientras nos mira y podemos acompañarlo con movimientos sensuales. Usando las máximas iniciativas de seducción femenina. Ya que, debemos dar rienda suelta a nuestra imaginación. Despertando las ganas y el deseo inaguantable en nuestro hombre, que no se pueda resistir, continúe y continúe.

  1. Usemos frases atrevidas

Debemos saber combinar los besos, las caricias con palabras picantes y frases que logren generar excitación. Por ejemplo, el uso de halagos, expresemos lo mucho que nos gusta su pene en ese momento (lo que es además un estímulo psicológico para que su pene tenga una erección fuera de serie), digamos que está muy grande, que nos gusta y lo queremos más grande aun porque él puede para nosotras).

Asimismo, alguna, palabrota sexual incitándolo a penetrarnos nunca está de más. Entre las sábanas funciona como un estimulante que nos hace lucir ansiosas de él. Y eso a los hombres en la intimidad los desarma. Más vale el dicho machista que dice: que “todo hombre quiere una dama honorable en la calle pero que sea toda una ramera con él y solo para él en la cama”. En definitiva, debemos usar al máximo toda nuestra  imaginación y expresarla, para lograr los mejores preliminares para un hombre.

  1. Ponerlo activo

Los mejores preliminares para un hombre no implican que él permanezca pasivo. Por el contrario, debemos hacerlo participar para disfrutar nosotras también. Y él mismo querrá participar para ir cada vez por más. Entonces, cada detalle es importante. Pues posiciones como el 69 del kamasutra nos viene muy bien. Porque lo estimulamos, al mismo tiempo que él nos estimula y nos disfruta. Tanto como nosotras lo estamos disfrutando a él. Dejarlo e incitarlo a que nos practique el cunnilingus, que recorra toda nuestra vulva. Además que la explore, excitando nuestro clítoris. Al mismo tiempo que va trabajando nuestros labios mayores, menores y hasta el vestíbulo de nuestra vagina.

Pero, no es todo porque con esa postura, simultáneamente, debemos ir estremeciendo sus sentidos. Estimulando directamente su pene y el resto de su aparato genital. Además, haciendo que todas esas sensaciones se distribuyan a todo su cuerpo. Y recibamos a cambio, en un intercambio mutuo de deseo sexual.

  1. Hagamos sentir especial a nuestro hombre

Prácticamente, a todos los hombres les encanta que les digamos cosas lindas. Así como a nosotras nos fascina y a veces hasta por un detalle prejuicioso no prestamos la debida atención. Pues ese es tremendo detalle. Porque, la manera de halagarlos hace que ellos incrementen el lazo de confianza con nosotras. Ya que, lo hacemos sentir especial expresándole lo mucho que nos gusta y que queremos estar con él. A su vez, destacando que los halagos sobre sus aspectos sexuales, son esenciales para conquistar a un hombre. Debido a que representan un excelente estímulo psicológico con el que su pene durará más tiempo erecto. También su erección será mejor, su nivel de respuesta a nuestros estímulos será cada vez mayor. Si se siente enloquecido con nuestros encuentros sexuales, se preocupará porque nuestra relación sea estable. Seguramente, su eyaculación será más copiosa y de mejor calidad.

Los mejores preliminares

Lo mejor de todo es que guardaremos un equilibrio adecuado en nuestra relación. En lo sexual, en lo emocional, en nuestra salud física y mental. Pues, hoy en día es sabido de todos los beneficios que provee tener sexo seguro, sano y responsable. Tanto para él como para nosotras.

Cuando nuestros preliminares ya han funcionado

Nuestro hombre ha respondido a todos nuestros estímulos de manera exitosa. Ambos hemos estado disfrutando de la ocasión. Aparte, nosotras ya conocemos cada rincón de su cuerpo y podemos decidir si parar y lograr un orgasmo sin penetración. O bien, de seguro queremos los dos la penetración. Podemos disfrutar un poco de su pene dentro de la vagina y luego nos ideamos una estrategia para hacerlo eyacular afuera. Allí, comamos su semen frente a él, es una experiencia excitante para ambos. Más aún si nuestra relación es estable monogámica y estamos seguras de no correr riesgos. Por ejemplo de enfermedades de transmisión sexual.

Además, podemos hacer que él sea quien disponga de su semen y lo aplique completamente sobre nuestro rostro. También, sobre nuestros pechos o el resto de nuestro cuerpo, donde el prefiera. Ya que, si de los mejores preliminares para un hombre se trata, es su día de elegir. Que a nosotras nos resultará igual de excitante y placentero.

Pero, además si estamos buscando que quedemos embarazadas, es un momento ideal para que él continúe y descargue todo el semen adentro de nuestra vagina. Podemos emplear posiciones propicias para ello y permanecer con las piernas hacia arriba aun cuando él haya terminado.

 

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 50,00% le ha gustado.
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.