Cómo aliviar y soportar el dolor de las durezas de los pies

0 150

Saber cómo aliviar y soportar el dolor de las durezas de los pies es una necesidad. En algún momento, la hemos sentido por la gran sensibilidad e importancia que representan los pies para nuestra postura. Ya que, son la parte del cuerpo que sirve de base, de sostén. Asimismo, cualquier falla o defecto en ellos, repercutirá inmediata o progresivamente sobre todo el esqueleto. Realmente, lo ideal es la prevención, para no llegar a aliviar y soportar el dolor. Obviamente, nadie quiere, ni puede vivir soportando un dolor. Por lo tanto, cuando nos referimos a las durezas de los pies deberíamos comenzar por sus cuidados diarios. Puesto, que con la importancia que revisten debemos crear desde muy temprana edad, el buen hábito de cuidarlos y mimarlos. Si creamos conciencia como norma general en nuestras vidas de que cuidarnos forma parte de nuestra autoestima. Lograremos ser más saludables integralmente.

Poder mantener nuestros pies libres de callosidades, durezas y deformaciones. Además, nos permitirá sentirnos bien, libres de dolor y otras molestias que perjudican nuestra salud y tranquilidad. Muchas veces, estos problemas son producidos por calzados que no se adecuan a nuestras necesidades y a nuestros pies. Dicha situación, que más que un tema estético, es una preocupación de salud. Cuyo estado general, se ve afectado directamente. Por ese motivo funcional fundamental, de que el peso de todo nuestro cuerpo descansa por completo sobre los pies. Lo que constituye además un elemento esencial del equilibrio.

Cuando tenemos durezas en los pies, se han convertido en un problema, tenemos dolor y molestias. También, debemos revisar nuestra alimentación. Porque una dieta pobre en silicio se relaciona con pies sudorosos, con durezas, callosidades, que además suelen estar fríos, fatigados y con dolor. Entonces, debemos incluir en la dieta ajo, cebolla, perejil, lechuga, apio, entre otros.

Cuidemos nuestros pies en 5 pasos

Nuestros pies son arduos trabajadores de nuestro cuerpo que tienen que cargar con todo su peso. Muchas veces, olvidamos agradecerles con afecto y cuidados todo su esfuerzo. Lo que es fundamental. Porque de esa manera, evitaremos problemas mayores y brindaremos la mejor medida para aliviar y soportar el dolor de las durezas de los pies. Entre una a tres  veces por semana es ideal regalarle a nuestros pies su momento especial antes de irnos a dormir.

Aliviar y soportar el dolor

  1. Tengamos por hábito bañar nuestros pies

Los baños de los pies son hábitos de belleza muy antiguos, reconocidos por los beneficios inmediatos que se sienten. Producen relajación y mejoran la circulación sanguínea. Por eso, son el primer paso que debemos tener presente para un cuidado completo y adecuado de nuestros pies.

  1. Eliminemos las durezas

Debemos quitar las durezas de nuestros pies raspándolas con la lima especial para las durezas. Es oportuno limpiar talones, eminencias plantares, los dedos y sus pulpejos.

  1. Cuidemos nuestras cutículas

Sobre las durezas, callosidades, uñas y cutículas apliquemos aceite para masajear todas esas zonas. De ese modo ablandaremos, suavizaremos y limpiaremos los pies, notando la diferencia inmediatamente. Este paso es fundamental para aliviar y soportar el dolor de las durezas. Porque con el cuidado regular la mejoría progresiva y el cambio en los síntomas será evidente y verdaderamente gratificante.

  1. Cortemos las uñas

Aunque las durezas de los pies no afectan directamente a nuestras uñas, debemos cortarlas con corta uñas y luego limar. Porque si cuando hacemos el cuidado de nuestros pies los atendemos por completo, preservamos su salud integralmente. Con lo cual, nuestros pies permanecerán suaves, descansados y saludables.

  1. Apliquemos un cariño con crema

El mejor hábito que podemos tener es aplicar crema para los pies todas las noches luego de asearlos bien. También, es la mejor manera de prevenir las durezas de los pies, sus dolores y molestias. Ya que, estos se mantienen hidratados, humectados, flexibles, descansados y suaves. Para ello, en la actualidad hay todo tipo de preparaciones que se ajustan a nuestro tipo de piel. Además, podemos preparar también nuestras propias lociones terapéuticas en casa de una forma muy fácil y barata. Aparte de que proveen de las propiedades medicinales de sus compuestos que nos favorecen.

Recetas caseras para aliviar y soportar el dolor de las durezas en los pies

Las durezas en los pies son un padecimiento muy común y existen baños caseros, muy nutritivos y medicinales para tratarlos. Asimismo, los baños para los pies son una forma muy tradicional de aliviar y soportar el dolor y las durezas en los pies. Estos consisten en introducir los pies en agua durante unos 15 a 20 minutos. Por lo que son uno de los mejores remedios caseros que se hacen desde la antigüedad para los pies con dolores, molestias y cansancio, producidos por la presencia de durezas. Además, podemos utilizar en su preparación una gran variedad de hierbas. Por lo general, todas tienen un efecto estimulante que ocasiona la mejoría, activa la circulación sanguínea y relaja. Por ejemplo, el romero, la menta, la cola de caballo, la ortiga, la lavanda, el tomillo, milenrama, entre otras.

Lo importante es que preparemos las infusiones con ½ litro de agua y cuatro cucharadas de hierbas, para distribuir bien sus partes de principios activos. Además, debemos agregar nuestra preparación herbal a un bareño con agua templada, donde introduciremos los pies. Lo mejor es que su preparación es muy sencilla:

  1. Baño de avena y bicarbonato para los pies

Ingredientes:

2 tazas de hojuelas o copos de avena

1 taza de bicarbonato

4 litros de agua

Modo de preparación: Se coloca en una olla el agua fría y la avena. Luego, se lleva al fuego y se deja hervir durante 5 minutos. Una vez listo, se deja enfriar y se agrega el bicarbonato removiendo bien hasta que esté bien mezclado. Entonces se coloca en un recipiente donde podamos sumergir los pies durante media hora.

  1. Emplaste de yogur con enjuague de hierbas para durezas en los pies

Ingredientes:

4 cucharadas de yogur natural

1 cucharada de vinagre de sidra de manzana

Modo de preparación: Debemos mezclar muy bien los ingredientes hasta que estén homogéneos.  Luego, se cubre por completo todas las durezas  y las zonas dolorosas de los pies. Ahora, esperamos 10 minutos para esperar que el emplaste haga efecto. Lo mejor es tumbarnos en posición acostados boca arriba, con los pies elevados 35° y se enjuagan con agua fría. Este emplaste debe continuarse con un baño para los pies de hierbas mixtas, que se prepara a continuación:

Ingredientes:

4 cucharadas de menta seca

3 cucharadas de flores de manzanilla

3 cucharadas de orégano

2 cucharadas de romero

2 cucharadas de tomillo

Modo de preparación: se toman todas las hierbas secas, se trituran y se mezclan bien. Luego, se guardan en un frasco de vidrio que se tapa herméticamente y se sacan cada vez que se vayan a usar. Cuando se ha colocado previamente el emplaste en las durezas de los pies y estos han estado muy doloridos. Se colocan tres cucharadas de las hierbas pulverizadas en el frasco a 2 litros de agua hirviendo.  Entonces, se tapa, se deja a fuego lento unos 5 minutos. Después, se retira del fuego, se deja reposar durante 15 minutos aproximadamente, se cuela y se vierte la infusión en un barreño. Si está lo suficientemente frío, nos sentamos y se sumergen los pies durante 30 minutos hasta que desaparezca el dolor. Al finalizar, sacamos los pies y los secamos muy bien con una toalla dando ligeros golpecitos.

  1. Vendas de ajo para las durezas en los pies

Ingredientes:

3 dientes de ajo

1 venda  lavable de tela

Calentamos el ajo y cuando aún esté tibio, lo aplicamos directamente sobre las durezas de los pies. Entonces, lo vamos a fijar con la venda y lo dejamos unas horas. Si las durezas o las callosidades son muy gruesas, lo podemos dejar toda la noche y lo retiramos la mañana siguiente. Una precaución que debemos guardar es colocar el vendaje con suavidad y nunca apretado.

  1. Baño de espliego para los pies

Ingredientes:

50 gramos de espliego

Un puñado de sal

1 y ½ litros de agua

Modo de preparación: vamos a colocar el espliego adentro de una bolsa de material de tela. Ahora, la introducimos en el agua fría y la ponemos a hervir durante 5 minutos. Luego, retiramos del fuego y dejamos reposar durante 5 minutos más, le agregamos la sal y removemos hasta que esté bien disuelta. Ya está listo, el baño para sumergir los pies durante 15 minutos.

  1. Unción de aceites de sésamo y clavo para los pies

Ingredientes:

10 cucharadas de aceite de ajonjolí.

12 gotas de aceite de clavo.

Modo de preparación: Debemos mezclar los aceites y ya está listo. Una vez que hayamos lavado los pies, los secamos bien con una toalla y le haremos un masaje con este preparado. Al finalizar, retiramos el excedente pero no aclaramos, para garantizar su absorción y que los aceites continúen actuando.

  1. Baño de eucalipto para los pies

Ingredientes:

50 gramos de hojas de eucalipto

25 gramos de bicarbonato

1 y ½ litros de agua

Modo de preparación: Colocamos el eucalipto en el agua fría adentro de una bolsa de tela. Después, la llevamos al fuego a hervir durante 10 minutos. Ahora, se deja reposar y cuando este a temperatura ambiente se le agrega el bicarbonato y ya está listo para ser usado.

Aliviar y soportar el dolor de las durezas con ejercicios para los pies

Es muy sencillo, mantener la salud de nuestros pies, solo es cuestión de paciencia y cuidados. Ya que, los ejercicios forman una parte importante de la atención y los cariños que debemos brindarles.  Además, se trata de una breve terapia de ejercicios muy sencillos que debemos hacer con regularidad. Con el objetivo de estimular la circulación sanguínea y la eliminación de toxinas. Preferiblemente, se recomienda repetir mínimo 10 veces cada uno de los ejercicios indicados a continuación.

Aliviar y soportar el dolor

  1. Debemos andar descalzos regularmente todos los días. Lo recomendable es que dediquemos a hacerlo, por lo menos 10 a 15 minutos cada día.
  2. Flexionamos y luego giramos los tobillos.
  3. Luego, flexionamos y giramos cada uno de nuestros dedos de nuestro pie con las manos.
  4. En posición de pie, juntamos los pies y nos elevamos muy lentamente. Una vez que consigamos estar apoyados totalmente sobre las puntas de nuestros dedos. Entonces, iremos bajando poco a poco hasta que los dos talones queden apoyados por completo sobre el suelo.
  5. Podemos coger canicas con los dedos de los pies.
  6. Caminemos sobre nuestros talones.
  7. Pararnos sobre los costados internos de los pies y caminar en esa posición. Luego, repetir pero caminando sobre los costados externos de los pies.

Otras medidas para aliviar y soportar el dolor de las durezas de los pies

  • Debemos utilizar calcetines hechos con fibra natural.
  • Airear los pies, andando descalzos y movilizando los pies siempre que sea posible.
  • Compremos zapatos cómodos y de nuestra talla.
  • No utilicemos siempre los mismos zapato, es bueno alternar nuestros zapatos. Incluso en un mismo día, ya que es una de las principales medidas para aliviar y soportar el dolor. Por ejemplo, utilizamos sandalias para ir al trabajo en la mañana, pero, nos ponemos los deportivos para salir a caminar.
¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.