Cómo controlar la caída del cabello con un tratamiento de agua de coco y limón

0 316

Controlar la caída del cabello con un tratamiento de agua de coco y limón es una manera interesante de cuidarnos. Siendo nuestra salud capilar una de las más importantes en estos tiempos donde vivimos acelerados. Afectándonos la implantación normal y natural de nuestro cabellos. Por ello, este tratamiento totalmente natural puede suplirnos una necesidad imperiosa. De una forma muy saludable. Aprovechando las propiedades medicinales de estos dos magníficos alimentos funcionales. Cuya rica composición tiene la capacidad de detener y mejorar el deterioro de nuestras fibras capilares.

Una cabeza humana promedio, tiene alrededor de 140000 hebras de cabello. Pero, a diaria va ocurriendo un recambio natural de las mismas. Normalmente, perdemos unos 50 a 100 hilos de nuestro cabello en un día. Inmediatamente reemplazadas con nuevo cabello que de a poco, progresivamente ha venido y sigue creciendo. Sin embargo, a medida que vamos avanzando en edad. O bien, se nos van apareciendo posibles manifestaciones clínicas de múltiples enfermedades. No solo capilares. Sino sistémicas, agudas y crónicas. Entonces, puede aparecernos también la caída del cabello. O bien, el debilitamiento de nuestros folículos pilosos. Evidenciándose el afinamiento de las hebras de cabello y la reducción de su volumen.

Conozcamos un tratamiento lleno de encanto y salud tropical. Pues, controlar la caída del cabello con agua de coco y limón nos resulta muy fuera de lo tradicional. Además de barato y sencillo. Proporcionándonos, nutrición, hidratación, humectación, regeneración y rejuvenecimiento de nuestros folículos y fibras capilares. Solucionándonos un problema sumamente frecuente en nuestra población. Ya sea, que es causado por deficiencias nutricionales, por estrés o por microorganismos que enferman nuestro cuero cabelludo. Porque de igual manera con la aplicación generosa y persistente. Estaremos viendo los fantásticos resultados que vamos obteniendo.

Controlar la caída del cabello con dos bendiciones de la naturaleza

El agua de coco y el limón son una opción muy original para nuestro cuidado capilar. Ya que, podemos emplearlos juntos o por separado. Aprovechando los beneficios que nos proveen. Debido a su rica composición en proteínas, vitaminas, minerales y sustancias químicas activas. Afortunadamente, también nos ayudan controlar la caída del cabello. Nutriendo y fortaleciendo cada folículo piloso. También, tratando el cuero cabelludo con sus propiedades antisépticas y antimicrobianas. Estimulando así, el crecimiento y la salud de todo nuestro cabello.

Ambos alimentos, poseen una rica carga de elementos nutritivos que son esenciales. Tanto cuando los consumimos y van a nuestro organismo por vía interna, como cuando los empleamos aplicados por vía externa. Pues, sirven de terapia natural para fortalecer y controlar la caída del cabello, desde su raíz. Dándole un nuevo aspecto saludable, que se irá haciendo evidente hasta las puntas.

controlar la caída del cabello

Pues, tienen capacidad de limpiar nuestro cabello penetrando desde sus raíces. Disminuyendo los problemas que obstruyan e interfieran con el adecuado implante de nuestros folículos pilosos. Los cuales, necesitan constantemente nutrirse y oxigenarse para que nuestro cabello de mantenga sano. En tal sentido, el agua de coco y el limón, son unos fabulosos estimulantes de la oxigenación capilar. Asegurándonos un aspecto renovado y saludable. Al mismo tiempo, que son efectivos para el control de la acumulación excesiva de grasa y del frizz. Entre otros problemas que afectan nuestra estructura capilar. Haciéndola dócil y manejable. Otorgándole brillo y suavidad.

Agua de coco y limón hacen una magnífica combinación

Los beneficios del agua de coco son estupendamente innumerables. Tanto, que lo hacen un fantástico hidratante completamente natural. Proporcionándonos muchos nutrientes que definen la belleza de nuestro melena. Tales como grasas de tipo saturadas, poliinsaturadas y monoinsaturadas que actúan como fantásticos relipidizantes. No solo capilares. Sino también sobre nuestra piel. Sobre todo si además del agua de coco también usamos su leche. Asimismo, es muy rico en proteínas, vitaminas, minerales como el magnesio y otros micronutrientes esenciales que se activan. Impulsando el saludable crecimiento de nuestro cabello.

El limón es uno de los frutos cítricos que más tiene propiedades antibióticas, antimicrobianas, antioxidantes y rejuvenecedoras. Entre muchas otras. Lo que lo hace un alimento para tener siempre en nuestro hogar. Es una fuente abundante de vitamina C y ácido cítrico. También, de ácido fólico y vitaminas del complejo B. Vitamina B1 o tiamina, vitamina B2 o riboflavina, vitamina B3 o niacina, vitamina B5 o ácido pantoténico, vitamina B6. Asimismo, de minerales como calcio, fósforo, magnesio, potasio, manganeso y zinc. Lo que le otorga protección a nuestro cuero cabelludo contra muchos problemas. Porque, no solo nos sirve para combatir la caída del cabello. Sino que son un tratamiento eficaz contra la caspa, el daño químico y las irritaciones.

Entonces, estamos aplicándonos uno de los mejores tratamientos para el fortalecimiento de nuestro cabello. Combatiendo el daño al que está expuesto diariamente con la contaminación del ambiente. Además, del uso de químicos agresivos que lo hacen quebradizo. Al mismo tiempo, que estamos tratando la resequedad. Disminuyendo y eliminando las células muertas que están presentes en la superficie. Restándonos vigor y oxigenación capilar.

Razones de más para controlar la caída del cabello naturalmente

Desde la antigüedad, el limón se ha utilizado como uno de los tratamientos de belleza y salud capilar por excelencia. Fundamentalmente, para darle suavidad y brillo a todo el pelo. Simplemente, aplicándolo inmediatamente antes del lavado. Dejándolo que actúe durante unos 15 a 20 minutos, para luego enjuagarlo.

Preparemos un tratamiento de agua de coco y limón para nuestro cabello

Una vez que tenemos claros los enormes beneficios de esta magnífica combinación. Entonces, preparemos en casa uno de los mejores tratamientos para controlar la caída del cabello. Y salgamos de preocupaciones, de una manera muy sencilla y económica.

Ingredientes

El agua de 1 coco (aproximadamente 125 ml de contenido).

1 limón.

Modo de preparación y aplicación

Obtenemos el zumo del limón. Luego de exprimirlo en un cuenco. Después le agregamos el agua del coco y mezclamos bien. Posteriormente, lo aplicaremos sobre nuestro cabello. Embebiéndolo bien desde las raíces hacia las puntas. Frotando y masajeando vigorosamente el cuero cabelludo con los pulpejos de nuestros dedos. Finalmente, lo dejamos actuar por unos 30 a 45 minutos y enjuagamos. Lavando nuestro cabello con el champú y el acondicionador que usamos habitualmente que se ajuste a nuestro tipo de pelo. Este mismo procedimiento lo podemos realizar 1 o 2 veces a la semana. Así, obtendremos el mejor resultado. Ya que, el efecto tiene que ver con la constancia e insistencia en el tratamiento. Por lo que es necesario que lo apliquemos varias veces. Pues, la paciencia y la perseverancia demostrarán un significativo éxito en nuestros objetivos.

Otros hábitos de cuidado capilar para potenciar el efecto de nuestro tratamiento

Nuestro cabello, está expuesto constantemente a la acción de los rayos UV del sol. Asimismo, a otros agentes nocivos como la contaminación ambiental. También, se ve afectado por los malos e inadecuados hábitos alimenticios con dietas diarias carentes de nutrientes. Igualmente, por el efecto de múltiples productos cargados de químicos que agreden nuestras fibras capilares. Tales como, decolorantes, tintes, desrizadores. Entre otros, que van ocasionándonos deterioro progresivamente.

Controlar la caída del cabello. Previniendo y tratando el daño capilar se hace una necesidad. Para combatir este y otros problemas que suelen presentarse con mucha frecuencia en la actualidad. Muchas veces, el problema se convierte en un verdadero dolor de cabeza difícil de solucionar. Porque en algunas oportunidades ni el tratamiento médico logra mejorarlo. Requiriendo la intervención de profesionales especializados en el área. Sin embargo, no todo está perdido. Por fortuna, el limón es un eficiente remedio casero anticaspa y terapéutico controlador de la caída del cabello. El cual, unido al agua de coco lo que hace es potenciar sus efectos beneficiosos. Devolviéndole a nuestro cabello la vitalidad y la fuerza con rapidez.

controlar la caída del cabello

Pero, además de ello es muy importante que revisemos nuestros hábitos cotidianos. Ya que, es indispensable detectar las posibles causas de la caída de nuestro cabello. De ese modo, podemos ir tratándolas y poniéndole reparo a este molesto problema.

1. Debemos llevar una alimentación equilibrada, nutritiva y saludable

Recordemos que la carencia de hierro, cobre, zinc. Están relacionadas directamente con las causas de caída del cabello. Puesto, que la alimentación es una herramienta y principal aliada en el cuidado de nuestro cabello. De hecho, hoy en día se habla del concepto de nutricosmética. Cuyo significado lleva implícito mejorar desde el interior de nuestro organismo el estado de nuestro cabello. Ya sea, porque diariamente consumimos variedad de alimentos saludables. Tales como frutas, verduras, hortalizas, legumbres, semillas y frutos secos. O bien, porque estos alimentos como el coco, el limón y muchísimos otros nos aportan sus beneficios medicinales de forma externa. Tanto porque son utilizados en su estado natural como remedios caseros o porque son incluidos en nuestros cosméticos. Ya que, la industria cosmetológica y farmacéutica los emplean añadidos a sus formulaciones.

Lo ideal, es que en nuestra dieta predominen frutas, cereales integrales, verduras, frutos secos, fermentos lácteos y aceites vegetales prensados o extraídos en frío. Además, que garanticemos buenas fuentes de proteínas. A partir de huevos, pescados, legumbres y carnes magras. De allí, que de nuestra dieta, aproximadamente el 60% como mínimo debe ser a base de vegetales crudos. Los que además, debemos masticarnos bien. Para ayudar a que sean bien digeridos por nuestro estómago. Asegurándonos de aprovechar al máximo todos sus nutrientes. No solo para controlar la caída cabello. Sino el completo estado de salud de todos nuestros órganos y sistemas.

Otros aspectos importantes para llevar una alimentación saludable, es que evitemos los platos de comida precocinados. Porque, tomarlos frecuentemente es un hábito no muy saludable. Igualmente, consumir bollería industrial que por las mismas razones es mejor evitarlos. En definitiva, envasados, artificiales. En su gran mayoría, se tratan de alimentos con calorías muertas. Es decir, no contienen nutrientes. Los cuales son obligatorios para que nuestro organismo funcione correctamente.

2. Mantengamos siempre una actitud positiva y controlemos el estrés

Tener una actitud positiva en nuestra vida está asociado a una mejor salud física, mental y emocional. A su vez, se encuentra relacionado con una mejor calidad de vida. Por ende, con una menor susceptibilidad a enfermarnos de cualquier diagnóstico. En consecuencia, quien tiene una actitud positiva y sabe manejar el estrés. Tiende a controlar la caída del cabello. Pues, una de las causas más comunes de este problema es el estrés. Además, de enfermedades como la depresión y la ansiedad. Por lo que  si nos aprendemos a conocer. Haciendo un esfuerzo en moldear nuestras mejores actitudes. Evitando los sentimientos y pensamientos negativos. Distrayéndonos y obligándonos a ver el lado positivo del mundo. Entonces, estamos contribuyendo a que nuestros pensamientos influyan en nuestros actos. Pero, de un modo positivo y saludable.

Asimismo, otras medidas asertivas para controlar el estrés y alejarnos de él es dedicarnos tiempo a internalizar. Lo que implica que procuremos descansar lo suficiente y dormir bien. Dedicándonos espacios de tiempo de calidad para nuestro desarrollo personal. Compartiendo buenos momentos con nuestros amigos y familiares. Relajándonos, meditando y evitando vicios como el alcohol y el cigarrillo. Por último, regalándole a nuestro cuerpo el beneficio de hacer algún tipo de actividad física. Al menos 3 veces por semana y tomarnos tiempo para dar algunos paseos. Porque aunque parezca descabellado. El estilo de vida que llevamos puede beneficiarnos o perjudicarnos. Y en este último caso ser determinante para que se nos caiga el pelo. Por eso, aunque nos dispongamos a controlar la caída del cabello con agua de coco y limón. Nos viene genial poner en práctica simultáneamente todas estas importantes medidas.

 

 

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.