Respuestas Específicas a preguntas sobre la Salud. Encuentra la respuesta a tu pregunta sobre la temática Salud de la mano de Expertos

Cómo curar una infección de garganta con remedios caseros

0 76

La infección de garganta se conoce como amigdalitis, cursa con inflamación de las amígdalas, producida por contaminación, bacteriana o viral. Por lo general, se caracteriza por ser muy contagiosa y es más frecuente en los niños que en los adultos.

Existen muchos remedios caseros útiles para las infecciones de garganta, sin embargo, cuando persisten lo mejor es acudir al médico. Si  la infección de garganta, continua y ocasiona mucha sintomatología, molestias o es bacteriana, probablemente necesitará otros tratamientos o antibióticos. Para ello, es importante que el especialista realice un examen clínico y tome una muestra faríngea para análisis de laboratorio.

Consideraciones importantes

infección de garganta

Síntomas de una infección de garganta

La garganta es la puerta de entrada en común del aparato respiratorio y el aparato digestivo, donde se ubican dos nódulos linfáticos que son las amígdalas. Los principales síntomas de una infección de garganta son:

  • Inflamación, hinchazón o aumento de volumen de las amígdalas.
  • Odinofagia o dolor de garganta.
  • Disfagia o dificultad para tragar.
  • Halitosis o mal aliento.
  • En casos de infección bacteriana, hay aparición de secreción purulenta, pus, en forma de puntos, placas o exudados blancos.
  • Con la evolución de la infección, van apareciendo, inflamación de los ganglios linfáticos del cuello, que se hacen también dolorosos.
  • Disminución del apetito o inapetencia.
  • Otros síntomas acompañantes: fiebre, malestar general, debilidad, fatiga, mialgias y artralgias.

Diagnóstico

Es muy sencillo, una infección de garganta puede ser sospechada por cualquier persona que la visualiza al abrir muy bien la boca. Ya que, se evidencian con claridad las dos amígdalas enfermas en cada lado de la parte posterior de la garganta. Muchas veces, la infección y el proceso inflamatorio afecta a la faringe (faringitis) y a la laringe (laringitis), complicando los síntomas y prolongando el proceso de curación.

El reposo es importante

En el caso de los niños, no debemos sacarlos de casa, ni llevarlos al colegio hasta que mejoren, la recuperación de una infección de garganta es rápida. Si bien, a las 48 horas de tratamiento hay mejoría importante de los síntomas, las floridas manifestaciones clínicas producen decaimiento general y representan un foco de infección para todos. Por tal motivo, es recomendable, fundamental guardar reposo, no necesariamente en cama, pero si tener la oportunidad de descansar todo lo deseado. En el caso de los adultos, tenga por precaución no fumar, ya que el cigarrillo produce aumento del dolor y la inflamación por lo que alarga el periodo de duración de la enfermedad.

Algunas medidas para curar una infección de garganta con remedios caseros

infección de garganta

¿Cómo podemos mejorar los síntomas?

El tratamiento de la infección de la garganta con remedios caseros, incluye el uso de medidas nutricionales y fitoterapias o tratamiento con plantas medicinales, con la finalidad de prevenir, combatir y curar las infecciones.

  • Hacer gargarismos con agua tibia, limón y sal.
  • Tomar abundante agua al día (por lo menos, 8 vasos diarios, sin contar otros líquidos que sean consumidos).
  • Beber líquidos muy fríos, zumos, helados, gelatinas de sabores frutales preferiblemente, alivian y ayudan a mejorar la inflamación.
  • Consumir alimentos líquidos o semisólidos, blandos y tibios, temperaturas no muy calientes (sopas, huevos revueltos, purés de verduras y/o frutas).
  • Masticar un trocito de jengibre y miel para aprovechar sus propiedades astringentes, antialérgicas y antiinflamatorias.
  • Masticar un diente de ajo, que aunque no proporciona el mejor aroma, desprende todo su potencial antibiótico y contribuye a combatir la infección. El ajo tiene muchas propiedades antibacterianas y antimicrobianas, que han sido reconocidas durante siglos y actualmente están bien documentadas científicamente.
  • Reforzar el sistema inmunológico, por ésta razón los médicos naturistas recomiendan suplementos de vitamina C, bioflavonoides y betacarotenos, en frutas y vegetales.

Tomar infusiones

Existen algunas combinaciones fabulosas, que bebidas tibias o frías contribuyen al alivio de los síntomas de una infección de garganta:

  • Equinácea (ésta planta combate en primera línea la infección de garganta, son muchas sus propiedades fitoterapéuticas actúan reforzando el sistema inmunológico. Sirve como tratamiento de  amigdalitis pultácea porque interfiere con la enzima hialuronidasa que ayuda al crecimiento y propagación de bacterias).
  • Tomillo, limón y miel.
  • Manzanilla, limón y miel.
  • Jengibre, té verde y miel.
  • Cúrcuma, té verde y miel.
  • Hongo manchuriano o kombucha.
  • Caléndula (su té tiene efecto limpiador que ayuda a mejorar la infección de garganta y se dirige al sistema linfático).
  • Astrágalo (alivia los síntomas de la infección de garganta y estimula el sistema nervioso).
  • Sello de oro ( esta planta perenne le llaman el ginseng de los pobres por el parecido de su raíz, muy rica en alcaloides, aceites y resinas. Estas le otorgan muchas propiedades antibacterianas y antiprotozoarias que mejoran las infecciones de garganta, las amebiasis  y otras enfermedades).
  • Mirra.
  • Naranja amarga.
  • Cereza salvaje.
  • Regaliz.

Medicamentos homeopáticos para la infección de garganta

  • Belladona.
  • Helecho del género licopodio.
  • Hiedra venenosa.
  • Corteza del árbol Ulmus rubra.
  • Lachesis (medicamento preparado a partir de principio activo extraído de la serpiente de centro y sur América con ese nombre).
  • Hepar sulphuris o sulfuro de calcio.

Otras medidas importantes

Tratamiento sintomático

En el tratamiento de las infecciones de garganta, resulta útil la administración de analgésicos antiinflamatorios no esteroideos, conocidos como AINE. Entre ellos, Paracetamol, Acetaminofén o Ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor, la fiebre, las molestias y el malestar general. Además, pueden administrarse según posología, se pueden adquirir en cualquier expendio de medicinas y no necesitan receta médica en los adultos. En el caso de los niños, siempre es importante llamar y acudir a su pediatra, por precaución ante cualquier medicación. También, porque es necesaria la profilaxis,  evitar la propagación, las complicaciones y enfermedades secundarias, consecuencias de las infecciones de garganta.

Las tabletas o comprimidos masticables de benzocaína, también contribuyen a mejorar la inflamación y el dolor de garganta en adultos.

No es recomendable el uso de aspirina.  El ácido acetilsalicílico, medicamento con propiedades antiagregantes plaquetarias, que habitualmente se relaciona con procesos hemorrágicos y el Síndrome de Reye.

Suplementos de zinc. Son recomendables para ayudar al tratamiento de la infección de garganta, porque contribuye refuerza el sistema inmunológico. También, reduce la inflamación, mejora el dolor de la garganta y de la faringe.

Si los síntomas exceden las 48 horas de evolución acuda al médico. Lo más probable es que amerite prescripción de medicamentos antibióticos. Aunque, los antibióticos utilizados con mayor frecuencia son las penicilinas y derivados, amoxacilina, ácido clavulánico, entre otros, en personas no alérgicas. Existen casos de resistencia o alergia a la antibioticoterapia, que tienen que ser valorados por el médico para curar una infección en la garganta, sin ocasionar problemas más graves. Sin embargo, es preciso saber que el uso indiscriminado o incorrecto de antibióticos pude generar efectos indeseables perjudiciales para nuestra salud.

Prevención de la infección de garganta

  • Evitar el contacto con personas que ya se sabe que tienen amigdalitis, dolor o infección de garganta porque se propaga con mucha facilidad.
  • No se debe compartir los vasos ni los utensilios de comer.
  • Lavar bien con agua caliente y jabón todos los utensilios de la cocina.
  • Sustituir los cepillos dentales durante el tratamiento de una infección de garganta para prevenir y evitar reinfecciones.
  • Lavarse las manos con frecuencia puede evitar el contagio de la infección de garganta, antes de comer, antes y después de ir al baño.
  • Fortalecer el sistema inmunitario siempre, con una alimentación natural, saludable con alimentos ricos en vitamina C, Zinc, dormir bien, reducir el estrés y la ansiedad.
¿Te ha gustado?
También podría gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.